Tainor aseguró que el municipio no cumplió con una parte del trato

Aún es un misterio si la empresa va a seguir al frente del servicio de transporte urbano. El jefe de Tráfico de la firma, Miguel Picco aseguró que todo "lo que pidió el municipio, la empresa lo concedió".
Las tensas negociaciones entre el ejecutivo local y TAINOR por la renovación del servicio de transporte urbano de pasajeros se trasladaron a los medios de comunicación. Después que desde la municipalidad le confiaran a este matutino que para los próximos días decidirán el futuro de la empresa de colectivos, el jefe de Tráfico de la firma, Miguel Picco, dijo ayer que la contestación oficial debió ser el viernes y que hasta ahora no han recibido ninguna señal. El representante de la compañía también aseguró que todo "lo que pidió el municipio, la empresa lo concedió".

"El Director de Transporte salió a decir que el lunes estaría la respuesta y en realidad no era así el trato, sino que el viernes nos iba a dar la contestación por un sí o por un no. La empresa hizo un gran esfuerzo en un momento de crisis económica que está pasando en todos los niveles. Lo que pidió el municipio la empresa lo concedió. No tuvimos ningún tipo de respuesta hasta ayer -por el viernes-, y por eso salimos. No nos sentimos manoseados, al contrario tenemos una muy buena relación con la gente de la municipalidad", dijo Picco.

Si bien el representante de TAINOR dejó en claro que no mantienen diferencias con el municipio, desde la empresa no vieron con buenos ojos que el ejecutivo dilatara los plazos: "No vengo hacer un choque con la municipalidad. La empresa no se siente manoseada, pero sí me parece una falta de ética salir por los medios y no comunicarse con la empresa para decir que van a esperar hasta el lunes o el martes la respuesta. Nos dijeron que se debían bajar las frecuencias, aumentar las unidades y poner unidades más grandes. Está todo concedido, están dadas las condiciones para que la empresa TAINOR pueda seguir", expresó Picco.

Los resultados del sondeo realizado en marzo por el municipio indicaron que la mayor cantidad de reclamos provenían de los ramales B, C y D. Mientras que los usuarios de las líneas A y E coincidían en que los colectivos no alcanzan. Los 700 pasajeros fueron consultados acerca del estado de los colectivos, las frecuencias, sobre los recorridos o la necesidad de modificarlos, se pidieron opiniones sobre la calidad del servicio y el estado general de los vehículos.

"Falta capacidad, se produce desgaste, esto a su vez genera roturas y consecuentes problemas de mantenimiento de la frecuencia, especialmente en las líneas B, C y D. En caso que se renueve el contrato, el acuerdo se hace por cinco años entonces se debe asegurar que esto va a andar bien hasta que termine. Vos pones seis colectivos más y arreglas el problema de frecuencias, pero de acá a fin de año van a volver a andar mal como hoy y el año que viene el servicio va a entrar en crisis como sucedió en San Luis", resaltó días atrás el director de Transporte Luis Gil.

El martes pasado, las partes debatieron por más de diez horas como debía ser la prestación del servicio para los próximos cinco años si la municipalidad llegaba a un acuerdo con la firma. En ese encuentro, la compañía hizo una última propuesta que se habría acercado a las pretensiones del ejecutivo. Según los dichos de la firma, el municipio se había comprometido en evaluar la oferta y dar una respuesta el viernes que pasó, o sea, anteayer.

"Vino el directorio de la empresa, mantuvo una intensa reunión donde estuvieron la intendenta Blanca Pereyra, el secretario de Gobierno y otros funcionarios del área de transporte para llegar a un acuerdo por la renovación de la concesión del servicio, dado que la empresa reunió los requerimientos efectuados por el municipio. Estamos a la espera de una respuesta, que no dudamos que será favorable para seguir con la concesión del servicio atento a las conversaciones mantenidas", comentó Picco.

Asimismo, la empresa le hizo saber al municipio que hace el máximo esfuerzo para mejorar la prestación en la ciudad y que la actual crisis financiera mundial no los deja avanzar mucho más, aunque se comprometieron en reducir las frecuencias en todas las líneas e incorporar nuevas unidades y más grandes. Estos puntos son los que reciben los mayores reclamos de los usuarios.

"No puedo dar la cantidad de unidades pero sí estay dando clarito que vamos a agregar más unidades en todas las líneas, que vamos a bajar las frecuencias y que vamos a poner coches más grandes. En estos momentos tenemos treinta colectivos que los llevaríamos a 31 más cuatro de auxilio. La inversión es muy grande. Empecemos que tenemos que tomar trece chóferes más de arranque. Hoy un chofer está en el orden de los cuatro mil o cinco mil pesos entre cargas sociales y todo. Es una apuesta muy grande para mejorar el servicio", añadió el Jefe de Tráfico.

Bajo este panorama, la empresa no encontró justificativos de porque la municipalidad estiró los plazos para dar el veredicto que, aunque no lo digan abiertamente desde TAINOR, le daría el visto bueno a la firma para que sigan al frente del servicio: "La empresa ofertó acorde a lo solicitó el municipio. Queda el sí o el no. Quedaron en contestar el sí para que viniera el Presidente del Grupo y firmara y traíamos los coches

Comentá la nota