Taiana recibe a una delegación de legisladores de EE.UU.

Otra señal que apunta a construir un buen diálogo con el nuevo gobierno
El canciller Jorge Taiana será el anfitrión hoy de un grupo de legisladores de Estados Unidos, en lo que se interpreta como una nueva señal del Gobierno en busca de construir una relación fluida con la nueva administración norteamericana que encabeza el presidente Barack Obama.

En la cita estará el embajador estadounidense Earl Wayne, que anteayer se había reunido con el ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández, y había dicho que "la Argentina es un país muy importante en la región".

Según fuentes de la Cancillería, se aprovechará la reunión de hoy para repasar la agenda bilateral y analizar los desafíos de la actualidad regional e internacional.

El encuentro se desarrollará a las 16 en la sede de la Cancillería. Los visitantes son ocho miembros de la Comisión de Transporte e Infraestructura de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

La delegación estará presidida por el representante demócrata Jerry Costello, en su carácter de titular de la Comisión de Transporte e Infraestructura; y estará integrada también por los demócratas Solomon Ortiz, Tim Holden y Dan Lipinski, más los republicanos John Duncan, Eddie Bernice Johnson, Steven LaTourette y Henry Brown.

La delegación de legisladores estadounidenses arribó ayer a Buenos Aires y permanecerá en el país hasta el domingo.

Además del repaso de la agenda bilateral y del análisis de la actualidad internacional, Taiana y Wayne intercambiarán puntos de vista sobre la reciente asunción del presidente Obama y sus primeras medidas de gobierno, añadieron las fuentes.

El gobierno de Cristina Kirchner ha intentado mostrarse abierto a una buena relación con la administración de Obama, después de la larga lista de desencuentros con el anterior presidente, George W. Bush. La Presidenta mencionó a su nuevo colega en varios de sus últimos discursos, en los que habló de "las buenas expectativas" que, según ella, despierta el nuevo jefe de la Casa Blanca.

Sin embargo, el gesto de Obama de llamar al mandatario brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, en un virtual reconocimiento de su liderazgo regional, dejó un sabor amargo en la Casa Rosada, que ahora busca un contacto directo de Cristina Kirchner con el líder demócrata.

Comentá la nota