Taiana dice que el faltazo a China "no tendrá efectos"

Taiana dice que el faltazo a China "no tendrá efectos"
La suspensión del viaje de Cristina, dijo, no afectará la relación bilateral.
Desde París ayer, en su regreso de China, el canciller Jorge Taiana se mostró seguro de que la repentina suspensión del viaje que iba a realizar Cristina Kirchner al gigante asiático "no tendrá efectos" en las relaciones entre los dos países. Y en su conversación con la prensa en la capital francesa, el ministro también manifestó que "probablemente" para este año, en 2010, remarcó sin detalles, la Presidenta podrá reubicar su viaje a Beijing, donde el martes pasado la esperaba su colega chino Hu Jintao, más una serie de actividades a la altura de una visita de Estado.

Pues bien, Cristina siguió anoche la renuncia de Martín Redrado recluida con su familia en El Calafate, de donde volverá el lunes para tomarle juramente al nuevo Procurador del Tesoro, Joaquín Da Rocha, quien reemplazará a Osvaldo Guglielmino, la sangría más evidente en el conflicto por las reservas del Banco Central y Redrado. Una crisis que explotó en diciembre y representó un muy mal comienzo de año para una gestión que, a su vez, nació en diciembre de 2007 en el incesante desgaste.

Cristina empezará la semana próxima con una agenda no muy diferente a la que tuvo en enero. Actividades públicas que la sobre exponen, y le dan pie para las críticas a quienes cuestionan la gestión de los Kirchner y hasta pista para un discurso que roza la picaresca, como ocurrió esta semana cuando aconsejó comer puerco porque a --criterio de la Presidenta-- mejorará la actividad sexual de los argentinos. En carpeta, figura una recorrida el martes por las obras en el Puente Avellaneda y una visita a la ampliación del subte E encarada por el Gobierno porteño, y en la que podría estar el jefe de Gobierno, Mauricio Macri. No hay oficializados viajes al exterior para febrero, y sí para el 1 y el 11 de marzo, con los respectivos traspasos de mando presidencial en Uruguay y Chile.

Mientras, la pelea institucional está que arde. El mismo martes, una comisión del Congreso debería pronunciarse sobre la remoción de Redrado del Central, en una crisis más amplia que hace a la relación entre el Ejecutivo de Cristina y el Congreso, el Banco Central, al uso y al destino de sus reservas, como al pago de la deuda externa, por enumerar sólo la inmediata coyuntura.

Mientras Néstor Kirchner tuvo una fugaz reaparición pública en su paso por Canal 7, otro hombre se alejó en las últimas horas del entorno presidencial. El secretario privado de Cristina, Fabián Gutierrez, investigado por la Justicia por presunto enriquecimiento ilícito.

Cuando Cristina suspendió su viaje a China, mencionó con fuertes críticas a Julio Cobos, en otro capítulo de las batallas del kirchnerismo. La Presidenta supeditó así su viaje al segundo socio comercial de la Argentina a su desconfianza a las actitudes opositoras de su vice. Como si una conspiración viniera en marcha Pero nada ocurrió que justificara la cancelación, salvo su iniciativa de enviar al Congreso una decisión sobre el futuro de Redrado a la que ella misma se oponía en principio. Como en la pelea con el campo.

Comentá la nota