Taiana y el canciller brasileño definirán la agenda de la reunión entre Cristina y Lula

Taiana y el canciller brasileño definirán la agenda de la reunión entre Cristina y Lula
El canciller Jorge Taiana viajó a Río de Janeiro para definir con su par de Brasil, Celso Amorim, la agenda del encuentro que mantendrán dentro de diez días los presidentes Cristina Kirchner y Lula Da Silva por las trabas comerciales.
Taiana llegó a Brasil proveniente de Jamaica, donde representó a la Argentina en las Cumbres de Grupo Río y del Grupo CALC (Cumbre de América Latina y el Caribe), y el objetivo es dejar preparada la reunión que ambos jefes de Estado mantendrán el próximo miércoles 18 en Brasilia, informó la Cancillería.

Se trata de un encuentro establecido en el mecanismo de reuniones semestrales acordadas entre ambos mandatarios, que servirá para enfriar la tensión comercial y buscar una solución a las trabas que el socio mayor del Mercosur impuso al ingreso de productos argentinos.

"Vamos a tener una reunión con Lula y vamos a poder arribar a una conclusión acorde con los intereses del Mercosur. Vamos a charlar con Lula sobre mecanismos no contemplados en el Mercosur", había adelantado Cristina Kirchner la semana pasada desde Chile, cuando el encuentro aún no tenía fecha ni lugar definidos.

Las disputas comerciales entre las dos mayores economías sudamericanas se profundizaron en los últimos días luego de que las autoridades brasileñas decidieran bloquear el ingreso de camiones con exportaciones argentinas, consistentes en su mayoría de artículos perecederos como harina de trigo, aceites, ajo, vino, frutas y raciones para animales.

La medida fue adoptada unilateralmente pocos días después de que la Argentina decidiera implementar un sistema de licencias no automáticas con el objetivo de proteger el empleo y la industria nacional frente a la crisis mundial.

A raíz de la decisión de Brasil de restringir la importación de algunos productos argentinos, el Gobierno convocó al embajador de Brasilia en Buenos Aires, Mauro Vieira, ante quien calificó de "inaceptable y preocupante" la medida.

En este marco, cámaras empresarias de diversos sectores nacionales reclamaron al Gobierno una urgente "solución" a las diferencias comerciales con Brasil y advirtieron que al país vecino "sólo le interesa acumular superávit" en el intercambio de mercaderías.

Comentá la nota