En Tafí Viejo se instalará el andén de pasajeros.

Desde Buenos Aires llegó una plataforma de metal y de madera, que servirá para nivelar el piso con la máquina que hará el recorrido. El PE quiere manejar con cautela la fecha de inicio del servicio, pero según trascendió, el 20 de junio se haría un viaje prueba.
Tiene el largo de dos canchas de tenis y el ancho de una mesa de billar. Es una plataforma tubular (de metal y de madera) que servirá para ajustar la altura del andén. Ayer, llegó a Tafí Viejo el material que comenzará a instalarse hoy, a partir de las 9, para acondicionar el sector de ascenso y descenso de pasajeros en el servicio de tren, que unirá la ciudad taficeña con la capital.

Se calcula que el recorrido ferroviario tendrá una duración de entre 20 y 25 minutos, pero ese lapso dependerá de la cantidad de paradas que se dispongan en el trayecto.

Un grupo de operarios de la empresa Noleggio SRL descargó ayer las estructuras metálicas y de madera. Esa plataforma tendrá un largo de 40 metros, un ancho de 2 metros y una altura de 85 centímetros, con dos rampas en los extremos. De este modo, se ajustará el nivel del piso al del coche motor (dupla de tracción diesel-eléctrica), que todavía se encuentra en Buenos Aires.

Todavía no se definió si el servicio de transporte ferroviario de pasajeros estará en manos del Estado nacional, del Gobierno provincial o será concesionado a una empresa privada. Lo que hasta ahora se conoce es que el recorrido tendrá hasta ocho frecuencias (ida y vuelta) por día con capacidad para 120 pasajeros.

El coche motor, marca Apolo, tiene el tamaño de un vagón de larga distancia, con asientos tapizados y en buenas condiciones de mantenimiento. Fue adquirido a la empresa Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha (Feve), que presta el servicio en el norte de España.

La firma española cedió las maquinarias al Gobierno argentino, a partir de un convenio firmado en 2004 entre ambos países.

En total, en el puerto de Buenos Aires, hay seis "duplas", de las cuales una será destinada a Salta, otra a Chaco y la restante a Tucumán. En tanto que las otras tres máquinas serán afectadas al servicio metropolitano. Por su parte, la empresa Sociedad Operativo de Emergencia SA será la encargada de la puesta en marcha del servicio. En tanto que la firma Herso se ocupará del acondicionamiento de las vías.

Una prueba piloto

Por ahora, el Gobierno provincial prefiere mantener cautela sobre la fecha de inicio del servicio de pasajeros. Sin embargo, según trascendió se pretende concretar un viaje de prueba a mediados de junio. Extraoficialmente se calcula que podría realizarse el 20 de junio (Día de la Bandera).

En el Gobierno se analiza de qué manera resolver el obstáculo que formaron las viviendas precarias a la vera de la vía ferroviaria. Unas 150 familias residen a los costados del trayecto; por eso la intención oficial es colocar separadores metálicos para resguardar a los habitantes y luego, en una segunda etapa, trasladarlos a un nuevo destino. Una gran parte de esas familias se encuentran ubicadas en el barrio Alejandro Heredia, en la capital.

En febrero, cuando se hablaba de una inminente puesta en marcha del tren de pasajeros, un grupo de vecinos de esa zona había planteado que sólo dejarían sus precarias viviendas, si el Estado les otorgaba un terreno.

En la parada de la capital (Central Córdoba) se instaló un nuevo sistema de iluminación y se construyó un hall de espera para los pasajeros. Ahora, el sueño del tren parece comenzar a rodar.

Comentá la nota