Taboada: "Hay una sincera gestión a favor de la inclusión social"

"La solidaridad no es un valor excluyente del estado sino que debe ser parte de la vida de los que, del modo que puedan, deben mostrarse abiertos ante quienes mas necesitan en la comunidad", expresó el diputado provincial Antonio Taboada quien hizo notar que desde todas las áreas del gobierno y en particular desde el ministerio de la Comunidad "hay una sincera gestión a favor de la inclusión social promovida desde actitudes positivas compartidas".
El legislador dijo que recién en marzo sabrá las comisiones que habrá de integrar en la Legislatura Provincial, aunque siempre se inclinó por los temas referidos a la realidad social y productiva de Formosa.

"Este lunes comienza el programa Escuela de Verano y aunque para algunos no sea una noticia para tapa de los diarios, tiene una dimensión social significativa porque es la apertura del sistema educativo para aquellos adolescentes y jóvenes que deben materia y que no están en condiciones de costearse un profesor particular para que los prepare", expresó.

"En las cosas sencillas se pueden encontrar los gestos humanos más valiosos", indicó para hacer notar que una reciente gira que realizó por el centro oeste formoseño le permitió comprobar el modo como están impactando las capacitaciones que se les ofrecen a los pequeños productores.

"He visto a gente que antes se resignaba a no cultivar nada porque las lluvias eran escasas y sin embargo ahora no solamente que se preparan con represas y aguadas sino que, además, aplican las enseñanzas que recibieron para el uso de los equipos de riego que no solamente les garantiza la distribución de agua y fertilizantes sino también una buena cosecha", expresó.

Taboada señala que se trata ese de un ejemplo combinado de solidaridad social y productiva ya que los productores no se conforman con aprender estas novedades sino que las van replicando y repitiendo en la zona donde viven de modo tal que también sus vecinos se beneficien con ellas.

"Esa es solidaridad pura y una evidencia de que la prédica para arrumbar el individualismo que inició con el modelo formoseño nuestro gobernador, ha prendido en la mayoría de los formoseños y en particular entre los más humildes, por lo que se impone imitarlos", subrayó.

El legislador ponderó, asimismo, el alto valor moral que tiene el programa orientado a crear las condiciones para que los niños coman en sus casas con sus padres.

"Los comedores comunitarios son una necesidad porque, lamentablemente, la primera célula básica de la sociedad sufrió también los embates de las sucesivas crisis y buscamos, cuando es posible hacerlo, que los hijos compartan la mesa y el pan conseguido con la dignidad del trabajo con su papá y su mamá, como corresponde", explicó.

Comentá la nota