Por la tablita, el aguinaldo se liquidará en dos veces

Los asalariados que están cobrando el complemento salarial tendrán que esperar la sanción del proyecto oficial para recibir el beneficio por el fin de la escala de Ganancias
Los trabajadores en relación de dependencia alcanzados hasta ahora por la “tablita de Machinea” del impuesto a las Ganancias podrían terminar cobrando en dos etapas el medio aguinaldo de diciembre debido a los plazos legales necesarios para la sanción de la norma impulsada por el Gobierno, que dispone la eliminación de ese polémico esquema impositivo. El problema se registra en aquellas empresas que comenzaron a pagar la segunda cuota del sueldo anual complementario (SAC) a su personal o tienen prevista la liquidación antes de que el Ejecutivo promulgue el fin de la tablita, situación que –según calculan en la Casa Rosada– se concretaría entre lunes y martes de la próxima semana. En ese caso, los trabajadores recibirán una primera liquidación del aguinaldo con la aplicación de la escala de deducciones de la tablita (todavía en vigencia) y deberán esperar una nueva liquidación para obtener el beneficio que implica la derogación de la escala, lo cual podría concretarse con el pago de los salarios del diciembre.

Para los asalariados no se trata de una cuestión menor. El beneficio por la exclusión del aguinaldo de la aplicación de la tablita representa, por ejemplo, en el caso de un trabajador casado con dos hijos con un sueldo neto mensual de $ 9000 un ahorro impositivo de $ 366, cifra que se duplica si el empleado cobra un salario de bolsillo de $ 16.000. Si esos trabajadores se desempeñan en alguna empresa que ya inició el proceso de liquidación de la segunda cuota del SAC, ahora deberán esperar la promulgación del fin de la tablita para que su empleador realice la nueva liquidación rectificatoria que le permita obtener el ahorro impositivo.

La preocupación oficial por la aplicación en la práctica de la exclusión del medio aguinaldo de la tablita fue exteriorizada ayer por el jefe de Gabinete, Sergio Massa, quien directamente pidió a los contadores que “hagan el esfuerzo de esperar unos días para cerrar la liquidación de Ganancias” de manera de garantizar ese beneficio.

Massa calculó que, si se cumple el cronograma previsto por el oficialismo parlamentario, entre el lunes y el martes próximo el Ejecutivo promulgará la eliminación de la tablita. Para cumplir esos plazos, las comisiones de Presupuesto y Legislación Laboral de la Cámara de Diputados emitió ayer dictamen favorable y espera dar hoy media sanción al proyecto oficial. En tanto, el bloque K del Senado promete la sanción definitiva de la iniciativa en la sesión prevista para mañana.

El fin de la escala impuesta por el ex ministro de Economía José Luis Machinea en el 2000 beneficiará en forma directa a 240.000 asalariados, 120.000 autónomos y a aquellos jubilados con ingresos mensuales netos superiores a $ 7.500 o anuales mayores a $ 91.000.

En el supuesto de un empleado casado con dos hijos con ingreso mensual neto de $ 9000 que hasta ahora tributaba por Ganancias $ 16.743 por año, con el final de la tablita pasará a pagar al fisco $ 7604, lo que representa un ahorro anual de $ 9139 y mensual de $ 703, es decir 7,8%. Para un trabajador con el mismo ingreso pero soltero, la mejora es un poco menor debido a que no puede aplicar algunas deducciones: $ 7.083 por año y $ 545 mensual, equivalente a un 6% de su salario, según una proyección del estudio Fabetti, Bertani y Asoc.

El ahorro es más abultado a medida que crece el nivel salarial. Un empleado con familia tipo e ingresos mensuales netos de $ 16.000 tributaba con la tablita $ 56.773. Una vez sancionado el proyecto oficial esa carga impositiva se reducirá a $ 34.030, con lo que la mejora anual llegará a $ 22.743 y ahorrará por mes $ 1749, un plus equivalente al 11% de sus ingresos. El beneficio será de 9% si el trabajador con ese mismo ingreso no tiene cargas de familia.

Comentá la nota