Tabaré Vázquez no descarta su candidatura para 2014

Disgustado con Mujica, buscaría así mantener el liderazgo del Frente Amplio
MONTEVIDEO.? El Frente Amplio lidera las encuestas de intención de voto para las elecciones del 25 de octubre, pero los problemas internos que lo aquejan en los últimos meses no ceden y ayer recibió un nuevo sacudón.

El presidente Tabaré Vázquez, que antes de asumir había dicho que sólo ocuparía un período en el gobierno, ahora admitió que podría considerar una candidatura para 2014. Eso, más el anuncio hecho por el presidente del Partido Socialista, Reinaldo Gargano, de que el mandatario seguirá influyendo en el próximo período, fue interpretado en la izquierda como la demostración de que Vázquez no está dispuesto a ceder a José Mujica el liderazgo del oficialismo.

En declaraciones hechas en Nueva York, donde hoy dará un discurso en la 64ª Asamblea General de la ONU, Vázquez no se aferró a la negativa manifestada tiempo atrás, cuando lo consultaron sobre si se presentaría como candidato en 2014.

"La historia, los hechos, la realidad lo dirán, además, no hay que olvidar que tengo determinada edad [69 años] y están de por medio las leyes de la vida", respondió Tabaré, quien recordó que, tras abandonar el cargo, volverá a ejercer como médico oncólogo. Además, dijo que se propone escribir dos libros: uno sobre efectos del tabaquismo y otro sobre la metástasis.

El mandatario expresó también que "seguramente" el Frente Amplio (FA) ganará las elecciones, y se refirió a la participación de Mujica en la guerrilla y su posterior inserción en la coalición de izquierda.

"Como ustedes saben, el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros tomó el camino de la lucha armada. Pasó lo que pasó (...) Luego, felizmente, volvimos a la democracia. El MLN-T, que no pertenecía al FA, solicitó el ingreso [en la coalición], aceptando las reglas de juego de la democracia", dijo el mandatario.

Según las encuestas, Vázquez y Mujica son las figuras de mayor popularidad en los últimos años en Uruguay, pero la relación entre ellos no ha sido buena. El presidente prefería a su ex ministro de Economía Danilo Astori como candidato, y trató de influir en el FA para eso. Pero el MLN-T y el Partido Comunista enfrentaron a Vázquez e impusieron a Mujica. Tabaré advirtió que esa postulación implicaba un riesgo para la intención de la izquierda de continuar en el gobierno.

De todas formas, el primer sondeo de este mes mostró que Mujica se mantiene como favorito para ganar los comicios presidenciales, aunque debería afrontar un ballottage. No obstante, la consulta fue hecha antes de la polémica generada por las últimas declaraciones del ex guerrillero.

Según la medición de Interconsult para el diario Ultimas Noticias, el FA subió de 44% en agosto a 45% este mes; el Partido Nacional (Blancos) bajó de 35% a 32%; el Partido Colorado creció de 10% a 11%, y el Independiente quedó en 2%.

Aún no hay encuestas sobre el período posterior a las reflexiones de Mujica sobre el pasado guerrillero, su valoración sobre la justicia, las críticas generalizadas a políticos argentinos, los cuestionamientos a sectores del FA y la incomodidad que mostró para aclarar el alcance de esos dichos, lo que fue explotado por la oposición.

Las últimas encuestas tampoco registraron cómo cayó en los votantes el reproche público que le hizo Vázquez desde Nueva York, cuando calificó algunas de las expresiones de Mujica como "estupideces" y expuso su malestar sobre la forma de manifestarse del candidato.

En ese sentido, el presidente dijo que no le gustaban los dichos de Mujica en los que "critica a todo y a todos", así como lo que identificó como "una actitud pontifical, en un terreno filosofal". Dijo que el veterano dirigente tupamaro "queda preso de muchas de estas expresiones" y que "algunas de ellas son simplemente estupideces". Al marcar que no compartía ese estilo, Vázquez dijo que él pertenece al FA y que acata "las decisiones" de la coalición. Así, marcó un voto por disciplina partidaria.

Además, Vázquez habló ayer con un tono conciliador. "Mujica supo conquistar con su modo de ser, muy campechano, muy franco, muy particular. Un hombre de pueblo, que sabe interpretar muy bien el pensamiento de los uruguayos, sobre todo de los que menos tienen. Es él quien representa a nuestra fuerza política."

Fuego cruzado

Mujica quedó muy afectado por la polémica de la semana pasada, pidió disculpas públicamente y acordó con los dirigentes frentistas que deben cuidar sus expresiones públicas, limitar entrevistas con la prensa y mantener una mayor coordinación con los sectores de la coalición.

Por su parte, el candidato presidencial blanco, Luis Lacalle, y los dirigentes de su partido redoblaron su ofensiva, al sostener que Mujica no tiene condiciones para asumir como jefe de Estado.

Frentistas y blancos cruzan acusaciones: la izquierda con denuncias de corrupción en gobiernos de partidos tradicionales, y éstos cargando contra Mujica por su pasado guerrillero, sus dichos y la incertidumbre que genera con su particular forma de ser.

Comentá la nota