Tabaré, tan popular como cuando asumió

La gestión del presidente uruguayo, en su cuarto año de mandato, alcanza una aceptación del 62%, lo que es considerado como un "récord absoluto".
Los niveles de aprobación popular que alcanza el presidente uruguayo, el socialista Tabaré Vázquez, de 62% ya en el tramo final de su gobierno, suponen un "récord absoluto" en las mediciones de opinión pública en este país, analizó un politólogo.

Esa encuesta, efectuada en octubre por la consultora privada Equipos Mori, fue divulgada el viernes por la Presidencia de la República.

El comunicado destacó que ese porcentaje de aprobación es equiparable a los registrados en marzo de 2005, cuando Vázquez se convirtió en el primer presidente de izquierda del país. En ese momento el 64% de los uruguayos apoyaba su figura. El mandato de Vázquez debe concluir en marzo de 2010.

Según comentó el analista político Ignacio Zuasnabar, de Equipos Mori, esos niveles de popularidad en el período final de un gobierno son inusuales en Uruguay. "Es un récord absoluto", dijo.

"Se trata de un porcentaje de aprobación y popularidad muy altos en el período que solamente pueden haber tenido un paralelo con el primer año del primer gobierno de Julio María Sanguinetti (1985-1990) a raíz de la euforia por la restauración democrática", tras la última dictadura en Uruguay (1972-1985), añadió.

Basados en la favorable imagen pública de Vázquez y su condición de líder indiscutido de la izquierda uruguaya, en los últimos meses cobró fuerza un movimiento a favor de introducir una enmienda a la Constitución que habilite la reelección del presidente.

Vázquez aseguró que no está dispuesto a postularse nuevamente en los comicios previstos para octubre del próximo año.

Comentá la nota