Tabaré, en un equipo con Cardoso y Lagos

Trabajarán sobre distintos temas de América latina
MONTEVIDEO (De nuestro corresponsal).- Se va con una inédita popularidad del 71%. No quiso intentar una reforma constitucional para la reelección, aunque admite que la vuelta para 2014 es una posibilidad. Antes decía que cuando dejara la presidencia se iba a dedicar a su gran pasión por la medicina, a su familia y a pescar con amigos. Pero ayer, el presidente Tabaré Vázquez apeló al "nunca digas nunca" para responder a la pregunta insistente sobre una posible candidatura para las elecciones de 2014.

Anoche, los dirigentes del Frente Amplio que esperaban la confirmación del resultado de la segunda vuelta electoral comentaban que Tabaré había dejado en claro para las elecciones internas de la izquierda que no se irá a cuarteles de invierno. El mandatario anunció que el embajador de Uruguay en Estados Unidos le había confirmado una tarea a la que se dedicará a partir de marzo, cuando traspase la banda presidencial a José Mujica.

"La única confirmación que recibí fue del embajador en Estados Unidos, que armará un grupo de tres ex mandatarios, integrado por el ex presidente [brasileño] Fernando Henrique Cardoso, el ex presidente [chileno] Ricardo Lagos y yo, para trabajar sobre la gobernabilidad y las políticas sociales en América latina. Esa es la actividad política que realizaremos a partir de marzo", dijo Vázquez.

Los dirigentes frentistas comentaban anoche que eso confirma que Tabaré seguirá en la política y, en medio de la fiesta y el entusiasmo generalizado por la victoria de José Mujica, ya especulaban con un nuevo mandato asegurado si Vázquez fuera candidato en los comicios de 2014.

Además, Tabaré anticipó que el primer acto conjunto con el presidente electo de Uruguay, José Mujica, será posiblemente el 8 de diciembre, en la cumbre de mandatarios del Mercosur, donde Montevideo entregará la presidencia del bloque a la Argentina.

"El pueblo reedita su vocación democrática y civilista; somos un gran ejemplo para el mundo", dijo el mandatario al votar en el Club de la Alegría, en su viejo barrio obrero La Teja.

Aplaudido por militantes frentistas, exclamó: "Por esta jornada cívica, por esta jornada de libertad, festejen uruguayos". Sus seguidores querían festejar por un "sí" a la vuelta a la presidencia para 2014. Aprovechó para marcar las diferencias entre las elecciones en Uruguay y las de Honduras. "Aunque parezcan similares, están en polos opuestos. En Honduras se pretende llevar adelante un acto que es absolutamente ilegal."

Un periodista le preguntó si dentro de cinco años le estaría haciendo la entrevista como candidato presidencial, y Vázquez respondió: "Por lo menos espero que sea acá en la tierra, que no me tenga que entrevistar allá arriba". Luego le insistieron y, con una sonrisa, agregó: "Nunca digas nunca".

Comentá la nota