Tabaré desea que en el nuevo gobierno haya varios partidos

El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, consideró que en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, que se realizará el 29 de noviembre entre el oficialista José Mujica y el conservador Luis Lacalle, no se opondrán "dos modelos", sino más bien "dos formas de encarar un gobierno".
Vázquez, el primer presidente socialista del país por la alianza de centroizquierda Frente Amplio, quien finaliza su mandato en marzo, declaró al semanario Búsqueda que "desearía plenamente" que el nuevo gobierno, sea del signo que fuere, integre un gabinete con todos los partidos.

"Tengo la percepción personal de que hay temas, líneas de trabajo que se han marcado en este gobierno que se van a continuar en el próximo", afirmó el mandatario, quien se encamina a cerrar su gestión con un 60% de aceptación popular.

"Deseo que haya una apertura y que si hay un ofrecimiento por parte de quien gane la próxima segunda vuelta, creo que sería bueno que hubiese la más alta participación de los partidos", agregó sobre un eventual futuro gabinete.

Mujica, un ex líder tupamaro, de 74 años, se impuso por una clara diferencia en las urnas el domingo pasado a su principal rival, el ex presidente Luis Lacalle, del Partido Blanco (48,16%, contra 28,94%) pero no alcanzó la mayoría suficiente para proclamarse presidente y deberá definir en balotaje, aunque es favorito a ganar según coinciden analistas y encuestadoras.

Aún quedan por escrutar cerca de 32.000 votos, que son sometidos a una revisión especial, y que podrían determinar la mayoría absoluta del Frente Amplio en la Cámara de Diputados. En el Senado, la coalición gobernante ya tiene esa mayoría.

El candidato a vicepresidente por el Frente, Danilo Astori, afirmó en sintonía con Vázquez que la oposición tendrá cabida en un eventual gabinete del Frente tras el balotaje. Consultado por Búsqueda, Mujica tampoco descartó esta posibilidad.

"Voy a esperar el resultado de las elecciones", replicó a su vez Lacalle.

Vázquez reveló que no habló con Mujica el día de las elecciones y que lo hará después del balotaje. "No soy el presidente de los frenteamplistas" sino "de todos los uruguayos", justificó.

Comentá la nota