Tabaco: Las verdades que no se dicen, según Alliance One Argentina

Desde el día martes 14 de Abril, las sedes de la provincia de Salta de las empresas acopiadoras de Tabaco Massalin Particulares de Rosario de Lerma y Alliance One Tobacco Argentina de El Carril, se encuentran con los accesos de ingreso bloqueados por un grupo de productores. A raíz de esta situación el presidente de Alliance One, Stephen Connon, expresó la visión empresarial del diferendo que aqueja a actividad tabacalera para fijar el precio del tabaco Virginia. El aporte del sector a las economías de Jujuy y Salta es de gran importancia.
Connon, destacó su "preocupación por la situación que existe en este momento en El Carril donde se encuentran bloqueadas las entradas por un pequeño grupo de productores, no permitiendo el ingreso o egreso de tabaco de la planta haciendo imposible comercializar y procesar normalmente". "Esta situación es muy grave" dijo Connon. "Estando en el medio de una negociación, ésta es una medida de coacción y por ende ilegal". "Es una responsabilidad de todos los que ocupamos una posición que implica la toma de decisiones, el cuidar este negocio para que se sostenga en el tiempo".

El ejecutivo destacó que "esta actividad aporta muchísimo dinero y recursos a la provincia y da sustento a miles y miles de personas". Agregó luego que "esto es una cadena de valor donde todos tenemos que convivir y entender que si a uno de los actores que integra esta cadena no le va bien, se corta. Lamentablemente parece que a veces, hay personas involucradas en esta cadena que no se están dando cuenta que este es un negocio que hay que sostener en el largo plazo. Es difícil entender, qué intereses mueven a ciertos personajes a no querer lograr un acuerdo razonable, e invitar permanentemente a la confrontación".

En relación a la última reunión de negociación que se produjo el día 13 de Abril en Jujuy y que concluyo luego de 12 horas sin arribar a un acuerdo Connon afirmó que "las empresas del sector han estado y estarán siempre abiertas al diálogo y la negociación. Si no hay un acuerdo aún, es responsabilidad de todas las partes. Es importante que sigan las reuniones; ahora bien; el bloqueo a las empresas acopiadoras, está fuera de cualquier marco de negociación y da muestras de intransigencia que perjudican y sólo ponen en riesgo a la industria y al sector. Queremos negociar y lograr un acuerdo rápidamente, pero parece que algunos han optado por crear un ambiente de incomodidad que no se condice con la realidad".

Sostuvo también que "estos medios ilegítimos, inconducentes generan incertidumbre en toda la comunidad, y causan una espiral negativa que sólo puede llegar a perturbar la paz social y la cordura. Debemos trabajar para solucionar estas diferencias a través del diálogo y el mutuo entendimiento".

En relación con los términos en que se venía realizando la negociación destacó que "es importante aclarar que la industria en su conjunto reconoce el aumento de costos que han tenido los productores y que están en el orden del 40% con respecto al año pasado, según lo expresado por los dirigentes de la producción. En este sentido corresponde analizar otros números que permitirán entender por qué las empresas acopiadoras y procesadoras no están de acuerdo en dar aumentos que consideran desmedidos".

El ejecutivo consideró además que "la exigencia de la producción, ya está cubierta y superada si se considera un aumento del 25%, más el aumento en la valorización de las clases, cuyo resultado indica un aumento en el orden del 44% con respecto al año anterior. Si a esto se suma el incremento estimado del FET, los ingresos totales al productor estarían en el orden del 50%".

Para ser más gráficos ejemplificó: "si un productor el año pasado vendió toda su producción en $10.000, hoy un año después estará recibiendo $15.000, lo cual supera ampliamente el 40% de aumento pedido inicialmente por los productores, y supera aún mas ampliamente al último pedido del 32% expresado por los dirigentes de los productores en la última reunión".

"En la última reunión de Jujuy, los representantes de los productores no negaron estos números. Hacia el final, pese a que una empresa ofreció un valor cuya diferencia con lo solicitado fue de 1 punto, no estuvieron dispuestos a considerar ese ofrecimiento", añadió.

Finalmente Connon se preguntó "¿qué necesidad hay de realizar ataques a través de distorsiones de la realidad, movilizaciones, demandas judiciales?. ¿Qué hay detrás de todo esto? ¿Cuáles son los intereses para no querer lograr un acuerdo razonable e invitar permanentemente a la confrontación?. ¿Por qué algunos miembros de esta cadena de valor no han querido tener reuniones de negociación durante más de un mes?. Finalmente ¿a quién le vamos a vender en el mundo un tabaco fuera de precio de mercado internacional?".

Comentá la nota