Tabacaleros traban el tratamiento de los ambiente libres de humo

Senadores decidieron no tratar en la sesión de ayer el proyecto de ley que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados y que prohíbe fumar en ambientes cerrados de acceso público. De esta manera, y a pesar de contar con un dictamen favorable unánime de la comisión de Salud, se posterga una vez más el tratamiento de un proyecto que es resistido por el sector tabacalero.
Al término de una reunión que los senadores mantuvieron ayer con médicos promotores de los ambientes libres de humo, el presidente de la comisión de Salud de la cámara alta, Mario Brizuela, contó a Nuevo Diario que la norma sigue sin tener consenso. El senador justicialista anticipó que invitarán al "otro sector", en referencia al tabacalero, ya que muchos de los legisladores creen que la norma podría afectar a esa actividad.

Pese a que al encuentro de ayer estaban invitados todos los senadores y no sólo los de la comisión de Salud, fue notable la ausencia de los legisladores de los departamentos que tienen producción tabacalera: no estuvieron los justicialistas Alfredo Jorge (Cerrillos) y Pedro Liverato (Rosario de Lerma), ni el radical José Luis del Valle (General Güemes). Si bien tampoco fue el renovador de Chicoana, Luis D´Andrea, el senador ya manifestó su apoyo a la norma al firmar el dictamen favorable de la comisión de Salud.

El que sí estuvo fue el renovador Ernesto Aguilera (La Candelaria), que se manifestó en contra de la norma por entender que perjudicará la producción tabacalera.

De la reunión también participó el diputado justicialista Eduardo Romero, autor del proyecto de ley, que tuvo algunos cruces de declaraciones con los senadores por las demoras en el tratamiento de la norma. El legislador llegó a plantear, incluso, que Liverato se oponía a que la norma fuera aprobada antes de las elecciones. En diálogo con Nuevo Diario, Brizuela explicó que si bien podía poner la iniciativa a consideración de sus pares en la sesión, corría el riesgo de que la misma fuera rechazada. En ese sentido, se manifestó a favor de seguir trabajando para lograr un consenso con sus pares. El senador se comprometió a elevar la iniciativa al recinto antes del 10 de diciembre próximo, fecha en que se cambian algunos legisladores. "Si no se trata antes de esa fecha corre el peligro de caerse y no queremos que eso pase", reconoció.

Comentá la nota