El Tabacal perdió casi 24 millones de pesos

La empresa hizo una aclararación sobre la calidad del agua y del empleo de agroquímicos en los lotes del ingenio.

Desde comienzos de mes, cuando el gremio de la actividad dispuso un paro en su planta, el ingenio San Martín del Tabacal acumuló pérdidas cercanas a los 24 millones de pesos. La medida de fuerza se inició en la madrugada del 2 de julio, pese a una conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la Nación, en medio de una negociación paritaria.

Con una producción diaria de 1.400 toneladas de azúcar y gastos que corren aún con las máquinas paradas, el ingenio acumuló pérdidas del orden de los $ 2 millones por cada jornada de inactividad.

A través de un comunicado institucional, la empresa expuso la difícil situación planteada en Orán y aclaró sobre aspectos de la ocupación laboral puestos en duda en declaraciones gremiales.

El dirigente que lidera la medida de fuerza, Martín Olivera, manifestó el fin de semana último que trabajadores de las plantaciones beben agua en tachos destapados expuestos a agroquímicos.

En tal sentido, la empresa San Martín del Tabacal detalló el funcionamiento de los sistemas de provisión de agua y señaló que los trabajadores "tienen provistas cantimploras térmicas de tres y cinco litros, de acuerdo con la solicitud de cada operario, como parte de su equipamiento".

La firma indicó que, además de la alternativa de traer agua desde sus casas en las cantimploras, los trabajadores cuentan con la posibilidad de proveerse de agua en condiciones en los seis lotes, denominados comúnmente colonias, que cubren las 26.000 hectáreas de cultivo del ingenio.

"La Colonia E tiene provisión de agua de la red de Orán y la Colonia CH tiene una planta potabilizadora con clorado de agua". En este último lote, según reportó la empresa, al tanque de almacenamiento de 20.000 litros le faltaba la tapa de inspección, ya repuesta.

"En la Colonia AB el tanque está tapado y el agua proviene de un pozo profundo. En la Colonia D, efectivamente, el tanque de 20.000 litros carecía de tapa y la situación fue solucionada en forma temporaria hasta tanto finalice la construcción de la nueva tapa", prosigue el informe, que indica que en ese lote sólo viven dos familias.

La firma también subrayó que en la finca Don Ricardo, ubicada en la zona de Colonia Santa Rosa, "el agua proviene de pozo y también cuenta con tratamiento de cloración".

Comentá la nota