Szymula: "Durante doce años el pueblo se olvidó de los cortes de energía y sin aplicar tarifazos inhumanos"

La difícil situación energética que atraviesa la provincia y las críticas del gobernador de la provincia, Jorge Capitanich, a la falta de inversión durante las gestiones anteriores, provocó la reacción inmediata del ex secretario de Obras Públicas y ex presidente de Secheep Benicio Szymula quien se desempeñó en ese cargo durante la gestión de Angel Rozas. A través de un duro escrito sostiene que "la actual gestión de gobierno se basa en la permanente confusión de los mensajes que transmite", además de poner en duda si todo esto no será creando las condiciones que justifiquen una privatización.
"No voy a referirme a los supuestos 300 millones de desinversión histórica que usó el gobernador como justificativo para los yerros y tarifazos de Secheep, porque el tema carece de seriedad", dijo el dirigente.

Recordó que en 1995 cuando asumió como titular de la empresa energética chaqueña "nos encontramos con un faltante de 3 millones de dólares que fueran transferidos antes de dicha fecha para solucionar los problemas de déficit del Estado Provincial. Esta gestión tuvo la magnífica suerte de encontrar 23 millones y medio de pesos en caja al asumir. Una situación a todas luces muy diferente".

"En mis cuatro años como presidente de esa empresa, no se incorporó una sola persona, porque el plantel existente era suficiente y de alta capacitación. Ahora en solo dos años de gestión, llevan contratadas cientos de personas, que estamos pagando entre todos los usuarios, mediante el injustificado tarifazo energético de más de un 50 por ciento que vienen aplicando. Eso, sin tener en cuenta las miles de boletas con sospechosos incrementos de consumo, que mantienen el área de reclamos al rojo vivo desde hace meses", apuntó.Szymula dijo que ante cada viento y lluvia o las olas de calor eran frecuentes los cortes de luz, y que al asumir iniciaron un proceso de cambios y potenciación de los transformadores, además del cableado invirtiendo 10 millones de dólares, además de la construcción de la línea alternativa de 132 kv desde Puerto Bastiani, ingresando por el oeste para anillar el suministro, para no depender del único ingreso existente en ese entonces vía Barranqueras.

El ex funcionario se encargó de detallar todas las obras que llevaron adelante, que "permitió que la gente se olvide de los cortes de energía, incluso en situaciones meteorológicas extrema. Encontramos una solución al problema del alumbrado público a través del Programa Nalá, dándole una mano a los municipios y sin discriminación política de ninguna naturaleza".

Asimismo resaltó que "durante doce años, la población del Chaco se olvidó de los problemas extremos en el suministro de energía eléctrica y sin la necesidad de aplicar tarifazos inhumanos. Es más, en medio de la peor crisis económica e institucional de la historia argentina, mientras el país se incendiaba, pudimos darle una mano a los más humildes con las tarifas sociales de agua y luz, que hoy deben estar extrañando más de uno".

Hizo mención que los funcionarios durante esa gestión cobraban sus haberes después del último jubilado y no dejaban sus puestos de trabajo en tiempos de crisis, dando cuenta que el actual presidente de la empresa energética estaba de vacaciones mientras los chaqueños sufrían cortes continuos.

Por eso insistió en preguntarse si no estarán creando las condiciones para justificar su privatización.

Comentá la nota