El SUTEF advirtió sobre arbitrariedades en los descuentos de los días de paro

Una tensa calma. Ese el estado en el que parecen navegar las relaciones entre el Gobierno y el Sindicato Unificado de los Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF).
USHUAIA.- Una tensa calma. Ese el estado en el que parecen navegar las relaciones entre el Gobierno y el Sindicato Unificado de los Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF). Es que tras el acuerdo salarial quedaron cuentas pendientes que aún no se resuelven y que poco a poco van generando crecientes rispideces.

Uno de los puntos en el que las diferencias parecen insalvables y que podría generar una nueva medida de fuerza por parte del sector docente es el descuento de los días de paro, que el gremio considera en muchos casos "arbitrarios" en cuanto a su aplicación, por lo cual se pidió su suspensión.

Al respecto, el secretario general del SUTEF, Raúl Arce, sostuvo que hay una "arbitrariedad total" por parte del Gobierno ya que, según dijo, hay docentes que sufrieron quitas de hasta 26 días cuando a lo largo del año hubo menos días de clases a causa de las medidas de fuerza del sector. Además, aseveró que hubo casos en los que se descontaron todos los días juntos cuando el compromiso del Ministerio de Educación era hacerlo en forma escalonada para que la quita no repercuta en los bolsillos de los maestros que adhirieron a las medidas de fuerza.

A esto se suma las diferencias sobre la recuperación de los días perdidos a causa del paro y la correspondiente devolución por parte del Ejecutivo, cuestión sobre la que las partes siguen sin ponerse de acuerdo pese a las distintas alternativas que se presentaron desde ambos sectores.

En diálogo con la emisora de Ushuaia FM Artika, Arce indicó que el sindicato pidió que "los legisladores hagan cumplir su palabra como garantes" y eviten la aplicación de los descuentos ya que "no puede ser que cualquiera de las partes haga uso de lo que le conviene y olvide el compromiso anterior u olvide la parte que no le agrada y que tiene que cumplir".

"Ambas partes nos sometimos a lo que dijera la Legislatura y en ese sentido la postura de ellos de la devolución de los días no tiene nada que ver con la del sindicato, que es la devolución de todos los días que se perdieron", continuó.

Además, manifestó que desde el SUTEF "queremos que los descuentos se suspendan porque hay una arbitrariedad total, hay casos de hasta 26 días de descuento a algunos compañeros, que son muchísimos más que los días de paro que se realizaron en el año, que fueron 21. Por eso, plantear un descuento de 26 días es una manifiesta intencionalidad, y además se repiten los descuentos que ya se realizaron en junio".

Sobre los mecanismos para recuperar contenidos, Arce observó que de la totalidad de las propuestas que manejaban las partes "el Gobierno llevó a la práctica la modificación del calendario recuperando efectivamente días de clases", pese a lo cual no hubo devolución de los descuentos".

A la vez, otras propuestas son "la readecuación de contenidos, lo cual se realiza todos los años en función de los imponderables que muchas veces nada tienen que ver con responsabilidades ni de los docentes ni del gobierno, y otros que tienen que ver con la falta de previsión del Gobierno o con las medidas de fuerza de los docentes; la modificación del calendario; la extensión del calendario sin modificación para los chicos de la finalización del ciclo lectivo; la propuesta del Gobierno sobre la posibilidad de capacitación docente los días sábados y la realización de talleres recuperatorios de contenidos los días sábados".

En cuanto a las medidas a tomar en caso de que el Gobierno no dé marcha atrás, el secretario general del SUTEF admitió que "no descartamos que pueda haber un nuevo paro de actividades", pero anunció que "hay una medida que podríamos tomar y que estamos conversando como alternativa que es no cerrar el ciclo lectivo en cuanto a notas y que sea el Ministerio el que decide".

En ese sentido, explicó que "no se cortarían las clases pero habría un quite de colaboración en una parte de las funciones docentes que es cerrar las calificaciones", lo cual implica "no tomar mesas de exámenes y no poner calificaciones; quien deberá tomar la decisión de si pasan el año es el Ministerio a través de un decreto o resolución".

Por último, Arce admitió que "es una medida bastante difícil de llevar adelante y está en discusión pero es una posibilidad cierta", y detalló que "ya se ha aplicado en la provincia en otra oportunidad y también en otras provincias".

Comentá la nota