El Sute denunció irregularidades en los terciarios

El sindicato que nuclea a los docentes de la provincia elevó una denuncia a la Fiscalía de Estado, donde detalla una serie de incompatibilidades horarias en profesores del nivel superior, entre los que se encontrarían varios funcionarios del Ejecutivo.
El Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (Sute), presentó ayer una denuncia sobre irregularidades en la adjudicación de horas en el nivel superior.

Según el escrito, habría hasta 25 personas que tendrían más de 100 horas cátedra, cuando el máximo permitido es de 48, inclusive pese a estar al frente de cargos de dedicación semi-exclusiva, por lo que se los acusa del delito de "defraudación al Estado".

La jugada del gremio se presenta como una especie de contraofensiva después de que el Gobierno diera marcha atrás con la conformación de juntas calificadoras y de disciplina para el nivel terciario, luego de la protesta de alumnos y directivos de estos establecimientos.

La creación de las juntas había sido acordada con los dirigentes gremiales, pero ante los reclamos de profesores, alumnos y directivos de los institutos superiores de que se estaba coartando la autonomía de estos centros, la cartera de López Puelles se retractó y desarticuló la medida.

Desde entonces la buena relación que se había gestado entre el nuevo Director General de Escuelas y el gremio docente se rompió, y comenzaron los cuestionamientos y las acusaciones para con el contador.

Antes de la asunción de López Puelles, el Sute se había mostrado benevolente con el funcionario y hasta le había dado un apoyo que ayudó a que la Legislatura lo ratificara el último 8 de septiembre. Sin embargo, su antecesora, Iris Lima, había sido fuertemente cuestionada por el gremio durante todo su mandato, y con ella toda la gestión de Jaque en educación.

El retorno de las asperezas le augura al Ejecutivo la vuelta de las marchas y reclamos, que fueron tan usuales durante todo el 2008.

Comentá la nota