Con el SUTE, arranca el lunes una dura discusión salarial

El Gobierno escuchará primero a los docentes y durante toda la semana hará lo mismo con el resto de los gremios. Todos piden 30% de aumento, pero no hay margen financiero.
El lunes, a las 18.30, el Gobierno pondrá en marcha la mesa de las paritarias estatales. Seguramente será una dura discusión por la presión gremial de lograr incrementos del 30 por ciento, en general, mientras el Poder Ejecutivo hasta el momento no ha dado a conocer la pauta salarial y solamente el ministro de Gobierno, Mario Adaro, se ha referido a la necesidad de superar inequidades que se presentan en los distintos convenios colectivos.

El primer encuentro será con los docentes que estarán representados por Josefina Orozco, Cristina Raso, Angélica Ruiz y Alberto "Beto" Ortiz, del SUTE.

"En realidad por lo que se ha visto no hay mucho margen de dinero pero tenemos la expectativa de mayor justicia con las horas y con el segundo cargo", señaló la secretaria gremial del SUTE, Raso, al referirse a la discusión paritaria.

Además, aclaró que la paritaria provincial estará muy relacionada con la nacional que reclama un sueldo inicial de 1.900 pesos lo que ha planteado una situación complicada en los sectores oficiales. Actualmente, en Mendoza un docente que recién se inicia cobra 1.490 pesos.

Con respecto a las horas cátedras, los docentes consideran que deben obtener un mayor aumento, ya que el año pasado se vieron favorecidos sólo los cargos de enseñanza media como secretarios, preceptores, etc. El otro punto es el del segundo cargo donde se apunta a que se reciba una remuneración similar a la del primer cargo.

Se fundamenta en el precepto constitucional de "igual cargo igual remuneración". Estos casos están relacionados con la falta de maestros y profesores por lo que para algunos docentes las tareas se duplican. A esto se sumará la defensa permanente de que los incrementos sean en blanco, con los respectivos aportes a la obra social y a la Anses.

El 10, a las 10.30, el encuentro en la Subsecretaría de Trabajo, será con dirigentes de ATE (Asociación Trabajadores del Estado) y APEL (Asociación Personal Legislativo). Como ya lo ha anunciado la Asociación de Trabajadores del Estado en la mesa de negociaciones, como en todos los sectores del Gobierno en el que representa a los trabajadores, pedirá un aumento salarial con un piso del 30 por ciento, "basándonos en el incremento que recibieron los jueces provinciales. Esta decisión fue adoptada en la última asamblea general de nuestro gremio que se realizó a fines del año pasado, aunque el miércoles próximo habrá una nueva asamblea de delegados para fijar posición", sostuvo Raquel Blas, secretaria general de ATE.

El viernes 12, a las 18, los paritarios oficiales se reunirán nuevamente con ATE (Asociación Trabajadores del Estado), para tratar los pedidos de la administración central, donde también se insistirá en un incremento salarial del 30 por ciento.

El jueves 18, a las 10.30, la paritaria será con ATSA (Asociación Trabajadores de la Sanidad) donde se solicitará al Gobierno un 22 por ciento de recomposición salarial; el pase a planta de los contratados de toda la provincia; que se resuelva la problemática de las licenciadas en enfermería; la equiparación de los sueldos iniciales de los enfermeros y técnicos que en el sector privado ganan 2.200 pesos y en el estatal 1.400 y también la creación de un fondo previsional.

Ese mismo día pero a las 18 el Gobierno se reunirá con ATE Salud, donde el pedido de aumento de salarios será del 30 por ciento y coincidirá con ATSA en la incorporación de contratados y en una definición sobre los licenciados en enfermería.

El viernes 19, a las 10.30, será el turno de Ampros, Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud que pedirá entre un 25 y un 30 por ciento de incremento en los básicos.

Por último, el jueves 25, a las 18, se concretará la paritaria de los judiciales que reclamarán un aumento que se acerque al valor de la canasta familiar.

Lo previsto en el Presupuesto provincial para incrementos salariales es muy poco en relación a los pedidos que se formularán por lo que se estima que las discusiones serán muy duras.

Comentá la nota