Los sustos de Menem, De la Rúa y Kirchner.

Sufrieron afecciones en ejercicio del poder.
No es la primera vez que la salud del presidente es motivo de preocupación y de sospechas. Desde el regreso de la democracia, en 1983, Carlos Menem, Fernando de la Rúa y Néstor Kirchner fueron noticia por complicaciones médicas y llegaron a ser internados por afecciones serias.

El 14 de octubre de 1993, Menem fue operado en el Instituto Cardiovascular de Buenos Aires por una subobstrucción parcial en la carótida interna derecha.

El 12 de noviembre de 1999, el presidente electo Fernando de la Rúa fue intervenido en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento tras sufrir un neumotórax derecho espontáneo.

Ya en sus funciones, De la Rúa fue sometido a una angioplastia en la arteria coronaria derecha. Fue el 12 de junio de 2001, en el Instituto Cardiovascular de Buenos Aires.

El día de la operación, el entonces ministro de Salud y amigo de De la Rúa, Héctor Lombardo, dijo que el presidente tenía aterosclerosis. Dos días después, De la Rúa lo desmintió: "Todas esas macanas que se han publicado son un blooper ".

El 9 de abril de 2004, Néstor Kirchner fue internado de urgencia en el hospital de alta complejidad de Río Gallegos. El diagnóstico: gastroduodenitis erosiva aguda, consecuencia colateral de la ingesta de un medicamento antiinflamatorio, usado para paliar el dolor ocasionado por un tratamiento de conducto.

Comentá la nota