El susto por el dengue se propaga en el interior.

Los vecinos de Aguilares hacen cola para consultas en el hospital de esa ciudad, donde hay cuatro personas internadas con síntomas.
Los pobladores de Aguilares están preocupados. Por lo menos cuatro pacientes atendidos en el hospital local podrían tener dengue según consignó ayer la jefa del Area Sur del Siprosa, Ana María Cadiñano. La profesional precisó que esos casos son estudiados en laboratorios de la capital. Vecinos aseguraron a LA GACETA que tan sólo en el barrio San Martín de ese municipio, en los últimos días, unas 30 personas acusaron síntomas similares a la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes Aegypti.

También preocupa la situación en Rumi Punco, en el límite sur con Catamarca. Allí también hay más de 20 personas con síntomas de fiebre, dolores en el cuerpo y vómitos.

"Este problema comenzó hace más de una semana. Se enfermó mi esposa y varios otros vecinos. Los médicos nos dijeron que era gripe de origen virósico y nos trataron con los medicamentos propios para esa enfermedad. Aunque nos recuperamos del trance, en mi caso aún sigo con algunos problemas, como inestabilidad y dolores del cuerpo" dijo Juan Carlos Villanueva, del barrio San Martín.

"Siguen apareciendo más casos; y por lo menos aquí, nadie tomó muestra de nada para confirmar o descartar la enfermedad. Pedimos que se hagan los estudios; de lo contrario, toda la ciudad puede terminar en una epidemia sin control", advirtió.

Rogelio Cali, del departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Provincia, se instaló en el nosocomio de esa ciudad para evaluar a todos los pacientes que fueron asistidos con patologías que presentan síntomas parecidos al dengue.

El ministro de Salud, Pablo Yedlin, informó que son nueve los casos de dengue en la provincia y 22 en estudio, "con alta probabilidad de que sean positivos", sobre 57 que están en análisis. El funcionario afirmó que "hay una multiplicación de presuntos infectados en el interior, en especial en el sur y en poblaciones cercanas a Catamarca". Yedlin dijo que "aún resta un mes largo con condiciones climáticas favorables al mosquito vector de la enfermedad".

"El dengue es un tema preocupante. Lo venimos advirtiendo desde hace más de un mes. Estamos muy preocupados, porque la evaluación epidemiológica de Bolivia mostraba que íbamos a tener este brote en la Argentina", dijo el ministro. En Aguilares, autoridades del ministerio, técnicos del Siprosa y médicos del área coordinan las acciones de prevención y atención de los posibles casos de dengue. Durante toda la jornada, técnicos del Siprosa y de la Municipalidad trabajaron en una intensa labor de desmalezamiento, desinfección y fumigación de todos los sitios baldíos y otros que podrían servir para la reproducción del insecto vector.  En la mañana fue incesante el desfile de personas que llegaron al hospital a consultar sobre la enfermedad.

Cómo prevenir

Para prevenirlo, no hay vacunas. Para curarlo, tampoco. Sin embargo, son varias las maneras en que las personas pueden evitar el contagio de la enfermedad.

El alergista e inmunólogo Elías Alul explicó a LA GACETA que lo esencial es que las personas utilicen repelente para evitar el contagio. "No hay vacunas que protejan de la enfermedad, por lo que lo esencial es evitar que se propague el mosquito. Para eso, en las casas se deben colocar tabletas contra los mosquitos y utilizar aerosoles en todos los ambientes y en los jardines y espacios verdes", detalló el especialista.

En los domicilios, además, se debe evitar que haya recipientes con agua estancada durante varios días. "Incluso, si alguien decide salir a caminar es recomendable que no pase por lugares donde se acumula basura o agua", aconsejó Alul.

Los alérgicos y los inmunodeprimidos son quienes tienen menos posibilidades de protegerse de las picaduras. "En muchos casos no pueden utilizar repelente, y les hace mal los aerosoles", indicó el especialista.

Alul recomendó que utilicen tabletas para repeler los mosquitos y que cubran con una tela suave brazos y piernas y otras partes del cuerpo cuando tengan que salir a la calle. "Los días de sol es recomendable que vistan prendas con mangas largas color blanco, guantes, sombrero y protección en el cuello, ya que el sol también puede afectarles la piel", añadió.

El experto señaló que los inmunodeprimidos deben extremar estas medidas de protección ya que son quienes corren más riesgo de contraer la enfermedad.

La médica Carmen Aybar explicó que lo que se indica a los pacientes que contraen el mal es una medicación que actúa sobre los síntomas, aunque el tratamiento es definido por cada especialista. "Para bajar la fiebre, se sugiere antipiréticos como paracetamol. Lo que deben evitar los enfermos de dengue es la aspirina, ya que puede facilitar hemorragias", indicó.

Para calmar los dolores musculares se recomienda la ingesta de analgésicos.

Comentá la nota