El suspenso por el presidente de Perú se extiende al fin de semana

El suspenso por el presidente de Perú se extiende al fin de semana

El balotaje peruano. La autoridad electoral espera los votos del exterior. Kuczynski sigue adelante, pero por apenas 50.000 sufragios. 

Alrededor de 500.000 votos emitidos en el extranjero para la segunda vuelta presidencial de Perú faltan por llegar al país y ser contabilizados, razón por la cual el escrutinio terminaría recién el próximo fin de semana. En vista de que el margen a favor del candidato Pedro Pablo Kuczynski (PPK) es de menos de 50.000 votos, esos sufragios pueden ser decisivos.

En entrevista con Canal N, el jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Mariano Cucho, informó que falta que lleguen al país 1.691 actas electorales y que los últimos embarques del exterior arribarán el jueves a la noche. Aclaró que este fin de semana se tendrán los resultados escrutados al 100%. La autoridad electoral precisó que, por ley, se necesita que las actas con los votos emitidos lleguen en físico a las oficinas de la ONPE en Lima para poder ser procesadas y contabilizadas.

En el último reporte de la ONPE difundido hoy, PPK obtiene 50,14% de la votación, contra el 49,85% de Keiko Fujimori, tras haberse contabilizado el 95,46% de actas electorales de las 97,10% procesadas.

Kuczynski tiene 8.362.333 votos válidos, mientras que Fujimori recibió 8.315.146 votos, lo que significa una diferencia de 47.187 votos a favor del candidato de Peruanos por el Kambio.

Del total de 77.307 actas electorales, la ONPE tiene un 2,89% de actas por procesar y 1,6% que han sido observadas y enviadas a los jurados electorales especiales.

Del casi medio millón de peruanos que viven en el exterior se difundió el conteo rápido, que otorga un triunfo a PPK con el 52,8%, frente a 47,2% de Fujimori. Esto le otorga al candidato una ventaja de 5,6%. Y le permitiría ampliar su diferencia unos 28.000 votos.

Cucho agregó que también faltan llegar a Lima unas 500 actas del interior del país, especialmente del valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), “que todavía no pueden ser trasladadas por medidas de seguridad y un tema del clima”, dado que el traslado es por helicóptero desde esta zona selvática. Allí están puestas las esperanzas de Keiko, que en el interior del país tuvo buenas elecciones.

El jefe de la ONPE dijo que “si hay buen clima (durante el día de hoy) podremos salir de la zona porque no podemos hacerlo por tierra por problemas de seguridad”, en vista a la presencia de mafias del narcotráfico y remanentes del guerrilla maoísta Sendero Luminoso.

Cucho manifestó que el cómputo del 100% de votos depende de la llegada de todas las actas electorales y de la resolución de los jurados electorales sobre 1.270 actas observadas e impugnadas.

En ese sentido, estimó que el próximo fin de semana estarán concluyendo con el escrutinio del 100% de votos y pidió tomar este tiempo de espera “con sensatez y tranquilidad”.

El liberal Kuczynski pidió ayer a sus compatriotas esperar hasta hoy para pronunciarse sobre el resultado de los comicios, aunque destacó que las cifras del escrutinio ratifican que mantiene la ventaja sobre Fujimori.

“Estamos ahí, aún faltan los votos del extranjero”, comentó ante las preguntas que le hicieron los periodistas sobre si estaba preocupado por la reducción de la ventaja que tenía sobre su rival.

Keiko Fujimori, por su parte, dedicó el lunes y ayer a reunirse con sus asesores y al abandonar su local de campaña solo dijo que se tienen que esperar los resultados finales con “tranquilidad”.

Cerca de 23 millones de peruanos estuvieron convocados el domingo a votar en 77.307 mesas electorales dispuestas en 5.337 locales de votación para escoger al sucesor del actual presidente, Ollanta Humala, para el período 2016-2021.

Fujimori, hija del encarcelado ex presidente Alberto Fujimori (quien gobernó desde 1990 a 2000), ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales, celebradas el 10 de abril, al obtener el 39,85% de los votos, frente al 21,01% de Kuczynski, que fue el segundo candidato más votado. Su padre está preso con una condena de 25 años por crímenes contra los derechos humanos durante su mandato.

Coment� la nota