Más suspensiones en el sector metalmecánico de Tandil por caída en la demanda productiva

El empresario Omar Farah anunció que Fundalum permanecerá al menos hasta después de las elecciones con régimen reducido. Dos días de suspensión por semana en una planta de 35 operarios, con asistencia del Repro para afrontar salarios.
Por la caída en la demanda productiva y la demora de los pedidos que realizan las centrales automotrices, otra firma metalmecánica de Tandil implementa desde abril un esquema de emergencia que se mantendrá al menos durante el plazo de 90 días, hasta que se produzcan las elecciones legislativas.

El empresario Omar Farah confirmó que Fundalum se mantendrá entre abril y junio "con dos días de suspensión por semana, para todos sus operarios, con la asistencia del Repro de Nación que viene demorado, pero que ya hemos solicitado".

"Hemos adoptado esa decisión por la falta de pedidos de producción y creemos que es lo más acertado para no despedir a la gente, al menos por estos tres meses y hasta después que pase el mes de junio con las elecciones", detalló el industrial a Multimedios El Eco, al ratificar la medida de contingencia.

Cabe recordar que Metalúrgica Tandil fue una de las primeras firmas que comenzó a reducir jornadas hacia finales del año pasado, en el marco de un freno que se devoró a otras pymes vinculadas, como Metalúrgica Moreno.

También la planta tandilense de Sata determinó suspensiones en el primer trimestre de este año, por la reducción de pedidos que llegan desde las terminales que intervienen hacia arriba en la cadena productiva.

El Estado desembolsó casi 66 millones de pesos en lo que va de 2009 para abonar parte de los salarios de casi 700 empresas que están con problemas financieros.

Esta cifra la otorga el Ministerio de Trabajo a través del Programa de Recuperación Productiva (Repro) a diferentes compañías y pymes que acreditan, mediante la presentación de sus balances, no poder solventar los gastos laborales.

Así, hasta 600 pesos del salario de 38.459 trabajadores privados dependen de un subsidio del Estado.

Según datos proporcionados a Buenos Aires Económico por la cartera laboral, se asignaron 65.684.200 pesos a 689 a distintos establecimientos en lo que va del año.

Metalúrgicas y autopartistas

El Repro es una asistencia para sostener los ingresos de los empleados de empresas que se presentan en situación de crisis, por una caída de los niveles de su actividad.

De los hasta 600 pesos que pueden otorgarse, se descuenta del pago correspondiente a la categoría de cada trabajador que debe hacer la empresa empleadora.

De acuerdo con las estadísticas del Ministerio de Trabajo, la provincia más afectada por la crisis es Río Negro, donde en total 330 empresas solicitaron su inscripción en el programa oficial. Allí, 2.876 trabajadores se vieron beneficiados con el programa. Estas cifras indican que la mayoría de las empresas rionegrinas afectadas por la crisis fueron pymes, ya que el promedio de trabajadores por empresa que solicitó el beneficio es de 8,7 empleados.

La provincia que más fondos recibió fue Santa Fe, la cual obtuvo 20.823.600 pesos. Se benefició a 8.956 trabajadores de 80 empresas.

Al sur de Santa Fe se encuentra el polo industrial de Villa Constitución, en el que funcionan numerosas empresas metalúrgicas y autopartistas, sectores especialmente golpeados por la crisis.

Buenos Aires fue la segunda provincia que más dinero recibió, con 18.257.400 pesos, donde se beneficiaron 10.134 trabajadores de 34 compañías afectadas.

La que menos dinero recibió fue Corrientes, donde sólo se destinaron 135.600 pesos para pagar los salarios de 208 empleados de tres empresas.

Otra provincia que obtuvo poco dinero proveniente del Repro fue Catamarca, que sólo recibió 160.800 pesos. El dinero se repartió entre 93 trabajadores que formaban parte de las plantillas de personal de 2 empresas.

Más de 8 mil

empleos afectados

Por otra parte, según el Ministerio de Trabajo, 8.320 trabajadores fueron afectados entre octubre y marzo últimos por medidas como despidos, suspensiones, reducción de la jornada laboral o caída de salarios.

Las medidas fueron decididas por 77 empresas que presentaron sus procedimientos preventivos de crisis ante las oficinas de la cartera laboral.

Sin embargo, puede estimarse que la lista podría engrosarse, ya que muchas empresas se presentan a pedir ayuda en dependencias de los gobiernos provinciales.

La mayor cantidad de empleados afectados se dio por medidas de suspensión a fines del año pasado.

En el primer trimestre de este año pidieron la apertura de procedimientos de crisis 10 compañías, lo que afecta el trabajo de 1.567 empleados.*

Comentá la nota