Un año de suspensión a dos tenistas por violar las cuestionadas normas del antidóping

Los belgas Yanina Wickmayer (18º entre las mujeres) y Xavier Malisse (95º de la ATP) fueron condenados por no reportarse durante un día a las autoridades, como exigen las reglas. Muchos tenistas cuestionaron esa norma por invasiva.
Los tenistas belgas Yanina Wickmayer y Xavier Malisse fueron suspendidos por un año por un tribunal deportivo de su país. ¿El presunto delito? Infringieron la norma que los obliga a dar a conocer su paradero a las autoridades a cargo del control antidoping.

Un tribunal flamenco condenó a Wickmayer por romper tres veces en los últimos 18 meses la denominada regla "paradero", impuesta por la Agencia Mundial Antidoping (WADA). La norma obliga a los deportistas de elite a dar a conocer su localización diaria durante una hora todo el año, para el caso de que las autoridades decidan realizarle un control. Wickmayer, semifinalista del último US Open y número 18 del mundo, participaba esta semana del Torneo de Campeonas que se disputa en Bali.

Por su parte Malisse, 95º del escalafón de la ATP, no informó en dos oportunidades sobre su paradero y además faltó a un control.

Ambos tenistas pueden ahora apelar la medida ante la Corte de Arbitraje Deportivo (CAS), en Lausana.

Diversos tenistas de élite son muy críticos de la regla "paradero" por considerarla una invasión a su privacidad.

Comentá la nota