La suspensión de las clases perjudica a los chicos pobres

Según distintos especialistas, la suspensión de clases perjudica mayormente a los chicos de menores recursos.
Las vacaciones adelantaron su comienzo este invierno una semana, y desde el Ejecutivo se evalúa la posibilidad de prolongarlas 5 días más. La pérdida de días de clase no será un problema tan grave para los niños de las familias de clase media y alta, pero tendrá un duro impacto en aquellos que menos tienen.

Muchos chicos continuaron haciendo deberes a través del canal Encuentro, del Ministerio de Educación de la Nación (que se ve en Mendoza por cable), o bajando actividades de la web de esa cartera. Un gran número de niños, sin embargo, no tiene acceso a esos medios. "Hay que recuperar todos los días. Los chicos de los estratos más bajos no tienen posibilidad de educarse si no es en la escuela"; explicó la ex rectora de la UNCuyo, María Victoria Gómez de Erice. "Sólo el libro es igualador, pero si no los hay en las escuelas y en las casas de los chicos, lo que se hace es ampliar brechas sociales", opinó la ex titular de la DGE, Emma Cunietti.

Desde el Gobierno han informado que la forma de adquirir los contenidos que no se dieron en los días perdidos sería a través de cuadernillos, pero que es muy poco factible que se estire el calendario escolar, que hoy tiene como fecha de cierre el 11 de diciembre para los alumnos.

"Estamos de acuerdo con que se hagan cuadernillos, pero tienen que confeccionarlo los docentes", sugirió Cristina Raso, secretaria gremial del Sute. Para la sindicalista, la supresión de 4 días del calendario escolar no es el mayor problema que debe afrontar la escuela. "Que estén en la institución no garantiza que tengan clases, hay un faltante muy importante de docentes", remarcó Raso.

Resta ver si mañana el Consejo Interministerial define que las clases empiezan el 27 de julio, o que la vuelta al colegio será el 3 de agosto, para que la DGE explique con mayor claridad cómo se recuperarán esos días, aunque ya se adelantó que no se sumarán días de clase a fin de año.

Se consensuará con el resto de las provincias

La decisión acerca de prorrogar o no las vacaciones de invierno será unánime en todas las provincias, según adelantó el ministro de Salud, Sergio Saracco. "No queremos que los chicos empiecen acá y haya vacaciones en otros lugares, porque seguirá habiendo una expansión del virus que se acentuará en las escuelas", explicó el funcionario.

El miércoles se sabrá si vuelven las clases tanto para nivel primario como secundario. En el caso de las universidades, si bien son las mismas instituciones las que decretan la suspensión, Saracco anunció que se ha hablado con estas entidades para que se plieguen a la disposición del Gobierno provincial.

La mayoría de las prohibiciones han estado orientadas a niños y jóvenes, que son los grupos de mayor riesgo. Se estima que 60% de los internados son menores de 15 años.

Comentá la nota