Se suspendió el paro de los colectiveros

Ayer a media tarde los choferes del transporte urbano debieron retomar sus tareas, puesto que a las cinco de la mañana de ayer el responsable de Relaciones Laborales, Alberto Lindow, había emitido una resolución prorrogando la conciliación por cinco días más en un intento de frenar el paro decidido a última hora del miércoles. La restitución del servicio recién se produjo a la tarde, luego de intensas negociaciones.
Hubo serios problemas para los usuarios que se encontraron en la mañana que no tenían como ir a sus trabajos. Fue una constante la gente esperando en la parada sin saber de la medida que había sido adoptada al filo de la medianoche. Hubo mucho enojo con los choferes de SAISA.

El presidente del Concejo Deliberante, Oscar Di Sisto -queriendo quedar bien con Dios y con el Diablo- dijo que entendía el reclamo de los trabajadores, pero criticó la manera en que se decidió el paro "sin avisar a los usuarios".

"No estoy en contra del reclamo de los trabajadores", expresó, pero si "en el modo que lo hicieron, sin comunicarle a la población".

En la tarde todo comenzó a normalizarse, pero será hasta el miércoles, cuando termine la conciliación. Según fuentes gremiales, SAISA no acercó ninguna propuesta que los satisfaga. Lindow dijo que no entendía la medida, porque se habían resuelto "seis de los siete reclamos".

Desde la UTA se hizo conocer que la patronal todavía no tiene una propuesta que los satisfaga en cuanto al pago de un retroactivo que le adeudan desde los meses de abril y mayo del año pasado.

Comentá la nota