Suspendieron a 16 trabajadores madereros, hay conflicto por los salarios y pedirán los Repro.

Los damnificados pertenecen a la firma San Ramón. Hoy hay una audiencia clave para fijar las bonificaciones durante el cese, que podría extenderse por 90 días. La empresa acudirá al Comité de Monitoreo de Crisis.
La firma maderera San Ramón suspendió esta semana a sus 16 trabajadores, lo que desató un conflicto entre los propietarios y los empleados, que continuará hoy a las 11 en la delegación local del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires.

Al respecto, el secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Madereros (Soeme), Daniel López, anunció que la empresa que tomó la resolución acudirá al Comité de Monitoreo de Crisis, en pos de solicitar los Repro para su planta personal.

En diálogo con este Diario, López también manifestó su disconformidad con el accionar de la firma San Ramón (que vivió otra situación crítica en febrero, hasta que reactivó la demanda) y reveló la diferencia que existe entre las partes para establecer los salarios durante el cese de actividad.

"La semana anterior los trabajadores nos comunicaron que iban a ser suspendidos por un tiempo prolongado. Yo les dije que se queden tranquilos, porque al no haber notificación en el sindicato y el Ministerio de Trabajo no podían producirse las suspensiones", inició.

"Pero el lunes, cuando se presentaron a trabajar, se encontraron con que la fábrica estaba cerrada. Inmediatamente hicimos una presentación en el Ministerio de Trabajo y el miércoles mantuvimos una audiencia. Debatimos la situación de esta empresa y por qué no había informado todo como corresponde", marcó.

Maniobras

"intolerables"

-El fundamento es el parate general.

-Sí. La empresa argumenta que la situación no es del todo buena y que habían mermado las ventas, por lo que no puede seguir trabajando como antes. Sabemos de la situación que padecen muchos sectores de la ciudad, pero lo llamativo es que hasta el viernes pasado esta empresa venía trabajando de manera normal.

Es un momento muy delicado. Aún así, siempre hay que tener un colchón por si surge una caída abrupta.

-¿Por cuánto tiempo es la suspensión?

-Hasta el lunes, no había notificación, el personal no sabía cuánto iba a estar suspendido. La primera quincena van a cobrarla completa, pero ahora la empresa propone pagarles el 40 por ciento del salario durante los próximos 90 días. Para los trabajadores eso es muy poco, porque con sueldos entre 1.600 y 1.800 pesos, como gana este grupo, hoy no se puede hacer nada. La empresa puede tener problemas, pero tiene que ser previsora y no puede comunicar esto de un día para otro. Ese tipo de maniobras es intolerable. Para eso está el diálogo.

-¿Qué piden desde el sindicato?

-Nosotros dijimos que lo mínimo es un 60 por ciento. Ahora, la firma va a hacer todos los trámites correspondientes, a través del Comité de Monitoreo de Crisis, para que los trabajadores comiencen a cobrar los Repro. En la actualidad, como la situación no es la mejor, todo el mundo quiere usar las suspensiones y someterse a la ayuda de los Repro, que no son la solución, sino un paliativo. La solución pasa por producir. Es verdad, estamos ligados al sector de la construcción, en donde hay una caída. Pero ahora la obligación es empezar a plantear soluciones de fondo.

-Insiste mucho en el proceder de la maderera.

-Me llama la atención la actitud de algunos empresarios, que no legalicen la situación. Bien es sabido que en Tandil tenemos el Comité de Monitoreo de Crisis, que hasta el día de hoy se está desempeñando bien. No sé por qué no se someten al diálogo con este órgano o con las cámaras empresariales e industriales.

Comentá la nota