Suspendieron la sesión del Concejo Deliberante.

Siete concejales viajaron para participar del acto presidencial.
Se ha venido toda La Rioja", preguntó la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner el martes pasado cuando observó la extensa comitiva que acompañaba al gobernador Luis Beder Herrera en el acto desarrollado en la Residencia presidencial de Olivos. La decisión de los concejales capitalinos de suspender la sesión prevista para la mañana de ayer, confirmó las presunciones de la mandataria nacional.

La determinación de siete concejales capitalinos de participar del acto por obras públicas para la provincia de La Rioja que encabezó Fernández de Kirchner, generó que se suspenda la sesión prevista por el Concejo Deliberante.

Según se informó desde el propio Concejo, Raúl Alaniz, Enrique Rodríguez, Judith Suárez, Luis Contreras, Enrique Escudero, Luis Tello y Ernestina Cubiló de Pérez viajaron a la Capital Federal, con lo cual no se hubiera podido alcanzar el quórum necesario.

Solamente la menemista Claudia López y la bederista Nancy Mercado no participaron de la expedición al centro político del país.

Postergación

Los ediles "kirchneristas" decidieron no sesionar y pasar el encuentro deliberativo para el próximo miércoles, con lo cual la reunión de cuerpo por el orden del día se concretaría el próximo martes al mediodía.

El principal tema que se encuentra pendiente de resolución por parte del cuerpo deliberativo riojano es la situación de los convenios por las obras públicas que financiará el Gobierno nacional en el departamento Capital.

La última sesión del Concejo Deliberante, el Departamento Ejecutivo municipal envió una serie de proyectos relativos a las obras nacionales.

"No habrá mayores inconvenientes, nadie se opondrá a que la ciudad cuente con más obras de infraestructura", destacaron desde el bloque quintelista ante la consulta de NUEVA RIOJA.

Para que las obras se concreten, el municipio necesita que el Concejo ratifique los convenios firmados por el intendente Ricardo Quintela hace casi dos meses en la Capital Federal con la Secretaría de Obras Públicas.

Si bien se trata de un paso que habitualmente resulta meramente formal, es una situación legal ineludible para poder comenzar a trabajar en las diferentes obras públicas en la ciudad Capital.

Comentá la nota