UCR: suspendieron a Prieto y definieron estrategia electoral

Los comités locales deberán articularse con la decisión que se siga a nivel provincial en la definición de la fórmula para la gobernación que estará encabezada por Horacio Quiroga.
Las autoridades del Comité Provincia de la Unión Cívica Radical informaron que el Comité Nacional del partido decidió la suspensión de la afiliación partidaria del diputado nacional Hugo Prieto y anunciaron que, de cara al 2011, las estrategias electorales de cada localidad deberán articularse y coincidir con las definiciones que se tomen a nivel provincial con la fórmula para la gobernación.

Las novedades se conocieron durante una reunión provincial encabezada por el presidente del partido, Eduardo Benítez, y de la que también participó el diputado nacional electo Horacio Quiroga.

Además, asistieron a la sede partidaria de calle de Linares de Neuquén capital el intendente de Plaza Huincul, Alberto Crespo, y los diputados provinciales José Luis Sáez, Gastón Contardi y Cecilia Bianchi.

En la ocasión se presentó la filial Neuquén del Instituto Moisés Lebensohn, que llevará adelante distintos cursos de capacitación y formación de dirigentes políticos.

"La suspensión de la afiliación del diputado Prieto dispuesta por el Comité Nacional se relaciona con su negativa a integrar el bloque legislativo de la UCR en el Congreso Nacional y a la falta de pago en el diezmo que le corresponde al partido", detalló Benítez.

Articulación

En referencia a la estrategia electoral del radicalismo neuquino hacia el 2011, anunció que "los comité de cada localidad no van a poder actuar a su antojo. Van a tener que articularse con lo que a nivel provincial se defina en relación a la fórmula para la gobernación que va a encabezar nuestro candidato Horacio Quiroga".

Por su parte, en su exposición Quiroga subrayó que "la UCR inevitablemente va a ser gobierno en la provincia de Neuquén a partir de 2011 pero no por eso vamos a apostar al fracaso de este gobierno ni vamos a ponernos en la vereda de enfrente a tirarle piedras".

"El radicalismo tiene vocación de poder. Ser oposición no es el fin último de un partido político. El fin último es la lucha por el poder porque es en el poder donde se pueden cambiar las cosas y en la provincia de Neuquén hay muchas cosas por cambiar", dijo.

El diputado nacional electo sostuvo que "es evidente que está en crisis el modelo populista y demagógico que el MPN ha llevado adelante durante casi 50 años y es necesaria una alternancia en la provincia".

Comentá la nota