Se suspendieron las negociaciones entre el Gobierno y el campo hasta después de las elecciones legislativas

Por decisión de presidencia, la Mesa de Enlace y los ministros K volverán a verse recién después de los comicios. El enojo ruralista.
No habrá más encuentros entre el Gobierno y la Mesa de Enlace para destrabar el interminable conflicto con el campo, que el pasado 11 de marzo cumplió un año de crispación latente. Las negociaciones para destrabar el tema retenciones volverán recién después de las elecciones legislativas nacionales del 28 de junio, según informa Clarín.

El parate en las negociaciones responde a que el Gobierno busca disminuir los impactos negativos que la pelea con los ruralistas conlleva. Asimismo, en el actual contexto de campaña, el rol del secretario de Agricultura ha sido reformulado: su tarea pasa más por recorrer el país otorgando subsidios que acolchonen la que se estima será una malaperformance electoral en los pueblos agropecuarios del interior del país. Los avances en los diferentes aspectos del conflicto estarán a cargo de equipos técnicos.

Así las cosas, uno de los representantes de la Comisión de Enlace, el vicepresidente de la Federación Agraria Argentina, Pablo Orsolini, ha puesto el grito en el cielo. "Nosotros estamos dispuestos y abiertos a seguir dialogando, y por supuesto, si el Gobierno corta este diálogo, será por voluntad de ellos y no del sector agropecuario", expresó en diálogo con radio 10.

Por su parte, Alfredo De Angeli, el líder de la combativa FAA de Entre Ríos, manifestó que "es lamentable" porque agrava el problema entre ambas partes y disparó: "¿Qué quiere que vayamos a cortar rutas y nos enfrentemos con la sociedad?".

Lo que los ruralistas no dicen es que el parate es funcional a su actitud, porque depositan toda su esperanza en las elecciones. El campo espera que el 29 de junio la composición del Congreso de la Nación sea otra, con mayoría opositora, que destrabe el debate por las retenciones en ambas Cámaras.

Comentá la nota