Suspendieron las clases por brote de gastroenteritis .

La directora de Educación Inicial y General Básica, Ana María Franzante, comunicó oficialmente que desde la Escuela 180 de esta capital se informó que el jueves seis docentes habían presentado un cuadro de gastroenteritis y que más de 30 alumnos no asistieron a clase por cuanto sus padres se habían informado que también lo padecían. Los niños presentaban síntomas de vómitos y diarrea.
Inmediatamente, "cuando recibimos la información nos comunicamos con la Coordinación de Epidemiología a cargo de la doctora Claudia Elorza, que envió un equipo a la escuela. La gente de Epidemiología estuvo trabajando, recabó los datos de todos los alumnos que faltaron o se habían retirado del establecimiento para visitar los domicilios y constatar si realmente es gastroenteritis u otra patología".

En el caso de los docentes, "la directora del establecimiento nos dijo que presentaron el certificado médico, lo cual confirma el cuadro de afección mencionado".

"Si bien nosotros recomendamos extremar los cuidados en ese sentido, desde Epidemiología explicaron cómo aplicar otro tipo de productos", dijo Franzante.

A su vez, "desde la Dirección de Administración Escolar se envió gente para realizar tareas de limpieza en los tanques de agua ante la posibilidad de contagio por esa vía". También se recomendó a los docentes y alumnos de la escuela usar agua de dispénser, evitando consumir la proveniente de las canillas.

Otra de las medidas preventivas fue suspender la asistencia a clases durante el turno tarde a efectos de continuar el trabajo de limpieza de la institución.

Comentá la nota