Suspendida?

El Gobierno habría dispuesto suspender la sesión especial programada para este viernes y postergaría el tratamiento de la Ley de Presupuesto, atendiendo a las condiciones de marcada inestabilidad política y económica, adelantan en Fontana al 50.
Luego de la primera reacción de furia antes los números del Presupuesto del Poder Judicial, el Ejecutivo parece haber caído en la cuenta de que sus propios números tampoco responden a la magnitud de la crisis que se avecina y haber dispuesto "desensillar hasta que aclare", como aconsejaban los paisanos sabios.

El conflicto con los jueces y los empleados de los Tribunales parece haberse convertido en una espina en la garganta del Gobernador, el Gobierno, el bloque de diputados del PJ y el dasnevismo entero, que durante largos meses jugaron con fuego en procura del sueño de vaciar los juzgados para llenarlos luego con propia tropa.

Al calor de esa pelea fue subiendo de tono el descontento del resto de los trabajadores estatales, que no tienen aumento ni enganche, pero que a cambio demandan un incremento salarial "de emergencia" y de 500 pesos.

También empiezan a golpear sobre el Tesoro los efectos del derrumbe del sector privado y hay gastos imprevistos hace muy pocos meses, como el que corresponderá al eventual pago de parte del sueldo de trabajadores de empresas privadas en riesgo económico.

El discurso perpetuamente triunfalista hizo llegar al Gobierno hasta este límite: el de tener que suspender una sesión parlamentaria, para revisar otra vez las decisiones que ya se habían tomado.

Con todo, hay que celebrar que, por una vez, los reflejos parecen no haber fallado.

Comentá la nota