Suspenden por mal tiempo la búsqueda de víctimas del vuelo de Air France

El mal tiempo que imperó durante todo el día en el local del océano Atlántico en donde se presume que cayó el avión de Air France que se accidentó hace trece días con 228 personas a bordo frustró las búsquedas de más cuerpos y de restos del aparato, informaron fuentes oficiales.
Los equipos de búsqueda, que hasta ahora han retirado del mar 50 cuerpos y algunos restos del avión, no avistaron ni rescataron nada este fin de semana, según un comunicado divulgado por la Fuerza Aérea y la Marina de Brasil.

Los doce aviones de la Fuerza Aérea que participan en las búsquedas llegaron a despegar de su base en el archipiélago de Fernando de Noronha pero tuvieron que regresar debido a la baja visibilidad.

Los cinco navíos brasileños y franceses que están en la región de las búsquedas, ubicada a unos 1.300 kilómetros del litoral brasileño y a unos 700 kilómetros de las islas de Fernando de Noronha, también terminaron el día sin resultados.

"Desde que comenzamos la operación, el día de hoy fue el que presentó las peores condiciones meteorológicas para la realización de las búsquedas. Ese escenario obligó a las aeronaves a regresar a las bases y permanecer en el suelo durante la mayor parte del día", según el comunicado de las fuerzas armadas.

En una rueda de prensa, el brigadier Ramón Borges Cardoso, jefe del Departamento de Control del Espacio Aéreo de la Fuerza Aérea Brasileña, admitió que el mal tiempo impidió hasta los trabajos del avión R 99, que no necesita buenas condiciones de visibilidad debido a que utiliza sensores especiales para buscar objetos en el mar.

De acuerdo con los equipos de búsqueda, la única novedad fue la información suministrada por el navío mercante Gammagas, de bandera de Antigua, que dijo haber retirado del mar una parte de la estructura de la aeronave cuando pasaba por la región de las búsquedas en un viaje entre Uruguay e Inglaterra.

"El navío mercante retiró una pieza de tamaño mediano pero no consiguió entrar en contacto con los barcos que estaban en la región, por lo que prosiguió su curso. Ya avisamos a la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA, el órgano francés responsable por la investigación) para que pueda recuperarla", dijo el vicealmirante Edson Lawrance, portavoz de la Marina de Brasil.

La Marina informó igualmente de que la fragata Constitución llegará mañana al puerto de Recife, la ciudad en el nordeste de Brasil desde donde se comandan los trabajos de búsqueda y de identificación de las víctimas, con varios restos y objetos personales de los pasajeros que han sido retirados del mar.

Las fuerzas armadas, que ayer presentaron cerca de 40 restos y objetos rescatados y mañana desembarcarán una parte de la cola del avión entre otras piezas, admiten que los hallazgos aún son pocos.

"No es significativo el número de restos encontrados. Es bastante bajo", admitió Borges Cardoso.

Sobre los cadáveres rescatados, las autoridades brasileñas informaron de que el equipo de forenses y peritos que trabaja en Recife en la identificación de las víctimas recibió hoy los cuerpos de otros 21 ocupantes de la aeronave.

Los forenses ya habían recibido el jueves 16 de los cadáveres, que ya han sido sometido a los respectivos exámenes de identificación.

Otros siete cadáveres prosiguen en Fernando de Noronha, entre los cuales cuatro que no alcanzaron a ser catalogados antes del vuelo de hoy hasta Recife y tres rescatados el jueves y que llegaron este sábado al archipiélago.

Los otros seis cuerpos fueron los retirados el viernes del mar por el navío anfibio francés Mistral y que permanecen en esa embarcación.

Los militares brasileños ya han admitido que es muy difícil recuperar los 178 cuerpos que aún no han sido hallados y que a partir del próximo miércoles comenzarán a evaluar la posibilidad de suspender los trabajos.

Comentá la nota