Suspenden por una semana a 500 operarios en Santista Textil.

Suspenden por una semana a 500 operarios en Santista Textil.
La fábrica, que cuenta con 700 empleados, está afectada por la retracción del consumo. Directivos explicaron que se les pagará el 65% del salario. Fue un acuerdo con la comisión gremial interna. Actividad en crisis.
Afectada por la retracción general del consumo y por la avalancha de indumentaria que proviene del exterior, Santista Texil suspenderá durante una semana a 500 de sus 700 operarios.

La información fue confirmada por directivos de la fábrica (ex Grafa) y por el apoderado de la Asociación Obrera Textil, Luis Salado. “Hoy las ventas están reducidas, entonces hay una sobrecapacidad de la fábrica. Esto es moda: a lo que uno no vende ahora no lo puede guardar para después. Hoy se usa el color verde y, si uno lo fabrica, lo mismo después puede no venderlo. Entonces, la empresa decide no seguir invirtiendo”, explicó un ejecutivo de la compañía.

Comentó que la suspensión se resolvió de común acuerdo con el personal. “Al problema original de la competencia con los productos que vienen del exterior ahora se le suma la merma del consumo”, aseveró.

El directivo informó que los productos que se fabrican en la planta se comercializan en el mercado interno. “Vendemos mucha ropa de trabajo y, si el campo y la industria se retraen, también nosotros. Lo que esperamos es que esto sea sólo una situación coyuntural, aunque nadie sabe cómo evolucionará el mercado”, agregó.

Salado precisó que la suspensión comenzará el 22 febrero y finalizará el 28. “Los 500 operarios suspendidos regresarán al trabajo el 1 de marzo. Se trata de personal del sector de teñido e índigo, rebeamer y corte de prenda. El cuarto turno del sector terminación también estaría incluido. En la planta se fabrica más que nada tela para vaquero, elastizado o con lycra, que son telas con mucha retracción de venta”, explicó. El apoderado del sindicato sostuvo que en Tucumán la situación del sector, en general, es preocupante. “Invitamos a Santista Textil a que se sume al Programa de Recuperación Productiva (una iniciativa nacional mediante la cual el Estado se hace cargo de una parte del sueldo de los trabajadores de una fábrica en crisis, a cambio de que no se dispongan despidos ni suspensiones), pero la empresa no quiso adherirse a este plan. Nosotros no creemos que con estas suspensiones solucionen la crisis”, aseveró Salado.

Y dijo que estas suspensiones son una suerte de complemento a los 35 días que la fábrica estuvo sin funcionar durante el período de vacaciones. Informó que los 500 trabajadores cobrarán un 65% del salario bruto durante la semana de suspensión.

Comentá la nota