Suspenden la producción en dos fábricas de autopartes de Rafaela

Se trata de las firmas Basso SA y Motor Parts. Afirman que la crisis hizo disminuir la demanda de productos. Es para evitar despidos.
Las empresas santafesinas de autopartes Basso SA y Motor Parts, ubicadas en la ciudad santafesina de Rafaela, iniciaron a partir de hoy la suspensión de la producción por el término de cinco días, como consecuencia de la crisis internacional y la baja en la demanda de los productos que elaboran, se informó de forma oficial.

La novedad había sido anticipada por El Litoral, el pasado lunes 8 del corriente, cuando se publicó un artículo bajo el título: Basso frena su producción.

No obstante, los trabajadores no serán incluidos en el Programa de Reconversión Productiva (Retro), informaron hoy fuentes de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). Los voceros sindicales señalaron que a todos los obreros y empleados se les asignará una semana a cuenta de las vacaciones del año siguiente. Además, a los de Motor Parts se les abonará 70 por ciento del salario, ya que se les adelantó una semana de licencia.

Evitar despidos

El objetivo de los directivos de las empresas, según dijeron, es preservar la fuentes de trabajo de todo el personal y no producir despidos, por lo que tampoco incluirán a los trabajadores en el Repro, que implica un subsidio de 600 pesos para el personal desvinculado de sus empresas.

La gran baja en la demanda mundial de autopartes provocó que hoy las dos firmas se encuentren con 70 por ciento en sus ventas respecto del mes de septiembre pasado.

Además, el Grupo Basso se comprometió a abonar antes de fin de mes una suma fija de 300 pesos al personal de las dos plantas, que será retroactivo a mayo.

Por último, las empresas implementaron paradas de líneas para mantenimiento no programado, banco de horas para días intermedios entre feriados, sin afectar los salarios de los trabajadores.

Comentá la nota