Suspenden los permisos de pesca de Barillari

El gobernador Mario Das Neves anunció ayer en Comodoro Rivadavia que ante el despido de más de 260 trabajadores de la empresa pesquera Barillari S.A. «vamos a suspender absolutamente todos los permisos» de esa firma.
Y anticipó que junto a la provincia de Santa Cruz en los primeros días de la próxima semana «ante el Gobierno nacional vamos a estar haciendo todas las gestiones para terminar con esta historia de generar conflicto en una provincia y después ir a trabajar a otra».

El mandatario dio a conocer esta determinación en una conferencia de prensa en la que también anunció que «estamos tomando contacto con otros empresarios, trabajadores, que han expresado la voluntad de avanzar en la posibilidad que algunos de esos permisos que vamos a desactivar, que vamos a suspender podamos canalizarlos con ellos», aclarando asimismo que «siempre y cuando se hagan cargo de la gente que ha sido echada, que quedó en la incertidumbre de su fuente de trabajo».

Das Neves brindó estos y otros conceptos en las oficinas que el gobierno provincial posee en Comodoro Rivadavia donde se desarrolló ayer viernes la que fue la última reunión de gabinete en esa ciudad y de la que participaron el senador nacional, Marcelo Guinle; el intendente Martín Buzzi; ministros, secretarios, subsecretarios, presidentes de entes descentralizados y funcionarios del municipio comodorense.

«Lo primero que quiero dejar en claro -expresó Das Neves- como ha sido práctica en este gobierno provincial y municipal trabajando en forma conjunta, es la absoluta tranquilidad a cada uno de los trabajadores comodorenses de la firma Barillari, que obviamente van a tener la contención por parte del Estado que corresponda».

En este sentido, el mandatario provincial sostuvo que «hemos entregado ayer (por el jueves) 600 pesos a cada uno, vamos a seguir hablando con ellos pero tampoco la solución pasa por subsidiar de aquí en más sino pasa por actuar, como lo estamos haciendo, con mucha celeridad para encontrarle la forma que tengan la seguridad de su trabajo en otra empresa».

Asimismo, el Gobernador precisó que se busca «terminar con una vieja historia conocida por todos los comodorenses de una penosa actuación de la empresa y de los empresarios de Barillari», al tiempo que señaló que «uno puede entender que algunas empresas pueden tener dificultad en época de crisis, pero lo que no se puede entender que una empresa tome como metodología estar permanentemente alterando la paz social, que significa que ante cualquier dificultad tomen como rehén y expulsen a los trabajadores, generando esta incertidumbre».

Das Neves sostuvo que «la escena de trabajadores de Barillari en la calle es una escena recurrente en Comodoro desde hace muchos años», y en este marco calificó como «pésimo inescrupuloso» al empresario de dicha firma indicando que «alguna vez tendrá que tener un castigo como corresponde».

Comentá la nota