Evo suspende por ahora las actividades de la DEA

Acusó a la Agencia Antidrogas de EE.UU. de conspirar contra su gobierno meses atrás.
El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció ayer la suspensión indefinida de las operaciones de la agencia antidrogas estadounidense DEA en Bolivia. Morales hizo el anuncio en Chimoré, población que está en el trópico de Cochabamba, donde se encuentra la región productora de la hoja de coca.

El mandatario también anunció que su gobierno erradicó de enero a octubre unas 5.021 hectáreas de cultivos ilegales de la hoja de coca. "Es una decisión personal, a partir de hoy se suspende de manera indefinida la actividad de la DEA (.) Tenemos la obligación de defender la soberanía del pueblo boliviano", agregó. El mandatario justificó su decisión porque, según dijo, la DEA estadounidense "apoyó económicamente el golpe cívico-prefectural fallido contra el gobierno" que en septiembre provocó una convulsión social que causó la muerte de al menos 19 personas en los departamentos de Pando y Santa Cruz.

Morales precisó que existen informes de inteligencia que establecieron que funcionarios de la DEA se dedicaron al "espionaje político, financiando grupos delincuenciales para que atenten contra la vida de las autoridades, por no decir (del) presidente". También, según Morales, hay evidencias de que la DEA financió la toma de aeropuertos en los departamentos de Santa Cruz, Beni, Tarija y Pando en septiembre pasado. El gobierno precisó que "suspensión no significa expulsión", y que el gobierno boliviano hará cumplir la decisión de Evo Morales. La DEA tenía bases de operaciones en Chimoré, Santa Cruz, Trinidad, Cochabamba y La Paz y operaba en Bolivia desde 1990.

Recientemente el presidente Morales decidió expulsar al embajador estadounidense Philip Godberg en el marco de la crisis, por injerencia en asuntos internos.

Comentá la nota