Suscriben un inédito acuerdo local de elecciones transparentes.

Lo firmaron ayer el oficialismo, la Coalición Cívica, Unión Pro y el pattismo. Todos se comprometen a una campaña sin agresiones y a fiscalizar en conjunto los comicios del 28.
La sede administrativa del Concejo Deliberante fue escenario ayer de un hecho que sus protagonistas coincidieron en calificar como "inédito": la firma de un compromiso de elecciones transparentes por parte de los representantes de cuatro de los principales partidos que participarán de los comicios.

En rigor, no hay antecedentes en el distrito de otro acuerdo de estas características. Y difícilmente los haya en algún distrito de la Provincia de Buenos Aires. Al menos, no de un compromiso que reúna al oficialismo y a los principales partidos de la oposición política en una misma mesa cuando faltan apenas poco más de dos semanas para una elección legislativa de mitad de mandato.

El intendente Humberto Zúccaro fue el responsable de firmar el documento en nombre del oficialismo. No lo hizo sólo en su carácter de intendente sino principalmente como presidente local del PJ.

Lo acompañaron la representante de la Coalición Cícvica, Marecla Campagnoli; uno de los dirigentes de Unión-Pro, el concejal Marclo Criniti; y los titulares del Paufe provincial y local, Luis Patti (h) y Daniel Tamagna, respectivamente.

"Estar acá es un deber y una obligación moral para seguir construyendo esta democracia que nació en 1983 y que todavía está en pañales", señaló el intendente Humberto Zúccaro, el último en hacer uso de la palabra durante la firma.

"Los que tenemos mayoría debemos dar el puntapié inicial, y eso se hace con actos y con gestos", sostuvo Zúccaro, que dijo estar "convencido de que no habrá fraude" porque "la gente está muy comprometida" con el desarrollo de las elecciones.

En ese sentido, aseguró estar dispuesto a dar los pasos necesarios para garantizar la transparencia del acto eleccionario. "Si tienen que venir ONG de afuera para controlar, serán bienvenidas", señaló Zúccaro.

Sin agresión

Todos fueron puntuales y apenas pasadas las 18 se sentaron en la mesa del salón de comisiones del Concejo, para dar lectura al documento.

El texto del acuerdo sostiene que su intención es "llegar a los cargos con la legitimidad verdadera que dan las urnas y no como producto de actitudes mezquinas y espurias que esta sociedad desecha en su totalidad y que sólo la falta de dignidad, el hambre o el clientelismo político han permitido que subsistan".

Debajo, enumera ocho puntos que atañen al desarrollo de una campaña sin agresiones y de un acto eleccionario sin trampas, con mutua colaboración (ver aparte).

La concejal de la Coalición Cívica Marcela Campagnoli, impulsora de la iniciativa desde febrero de este año, se mostró "orgullosa" del resultado al tiempo que manifestó la "tranquilidad" que le da el hecho de que se firme el documento. "Ojalá el 28 sea una fiesta cívica", auguró, frase que fue repetida por los que la sucedieron en el uso de la palabra.

Luis Patti señaló que la firma del convenio es "un hecho inédito en la provincia" y resaltó la importancia de la participación del oficialismo. En tanto, Criniti destacó que la firma del acuerdo es un "objetivo cumplido".

Luego que los cinco representantes partidarios estamparan sus firmas, Campagnoli le manifestó a El Diario su satisfacción por el hecho y señaló: "ahora hay que bajar línea para que se cumpla".

Los ocho puntos del compromiso

Durante la campaña:

• Reunirse cuando alguna fuerza lo solicite para monitorear la marcha de la campaña y hacer ajustes.

• Evitar dañar material publicitario de cada fuerza.

• Evitar agresiones verbales y descalificación del oponente.

• Capacitación y formación de fiscales en conjunto.

El día de la elección:

• Fiscalización conjunta.

• Reposición mutua de boletas.

• Denuncia inmediata de cualquier irregularidad.

• No utilizar fondos públicos para el acto eleccionario.

Comentá la nota