Susana Ustarez: “El Lunes es la última posibilidad del Gobierno de escuchar los reclamos”

La Secretaria General de la Asociación del Personal de los Organismos de Control de la República Argentina (APOC) seccional Jujuy estimó al próximo 15 de Diciembre como la fecha límite para que el Gobierno atienda las distintas problemáticas salariales. También ratificó las medidas de fuerza programadas para el próximo martes, cuyo matiz depende “del consenso y negociación” que se logre con el Gobierno Provincial
En diálogo mantenido en exclusiva con nuestro medio, la Secretaria General de APOC estableció que desde el Gobierno provincial tienen que haber respuestas a la cuestión salarial planteada desde distintos frentes sociales para sobrellevar la crisis económica plantada en todos los niveles. Manifestó que desde distintas organizaciones (Frente de Gremios Estatales, APOC, multisectorial) se logró un acercamiento hacia el Poder Legislativo provincial, en la persona de varios Diputados (Pizarro, Condorí, Tentor, entre otros) y se lograron plantear distintas inquietudes, en un marco de “apertura al diálogo” entre los distintos sectores.

Luego de diversas reuniones se firmó una nota dirigida al Gobernador de la Provincia y a los Ministros Costas (de Gobierno) y Lembos (de Hacienda), donde se solicitan reuniones para tratar soluciones a problemas específicos, entre los que se cuentan:

- La cuestión salarial de los meses de Enero y Febrero, para lo cual se plantea una continuidad en el pago de los “tercios” que se venían pagando hasta Diciembre, para poder continuar “con ese paliativo por lo menos hasta Febrero”;

- Lo referido al Instituto de Seguros de Jujuy, cuya conducción “está cercenando servicios mientras acrecienta otros”, como los afiliados diabéticos a quienes “se les merma la prestación de servicios”, situación que debe apuntar a “mejorar la obra social y la atención al usuario, que cada vez es menor”

- La paritaria 2009;

- La participación y tratamiento legislativo del presupuesto 2009,

Estos requerimientos, según la entrevistada, fueron “recibidos como algo coherente y justo” desde el cuerpo legislativo, pero si las reuniones con el Gobierno no apuntan “a un consenso y una negociación”, el paro del Martes será “de términos bastante más complicados”.

Comentá la nota