Susana Trimarco pide inspecciones en supuestos prostíbulos

La presidenta de la Fundación Marita Verón y el abogado de la institución, Carlos Colombres, presentarán sendas notas ante Defensa Civil Municipal, el IPLA y la DIPSA.
Susana Trimarco de Verón, madre de Marita Verón, la jóven tucumana que está desaparecida en abril de 2002, cuando fue secuestrada por una red dedicada a la trata de personas, no está dispuesta a cesar en su lucha para combatir ese accionar delictivo, ligado al flagelo social de la prostitución.

A través de la Fundación "María de los Angeles" que preside, esta valiente madre tucumana exigirá a distintas reparticiones municipales y provinciales que realicen inspecciones que puedan derivar en la clausura de 13 prostíbulos, que funcionan bajo la fachada de locales comerciales de diversos rubros, en distintos puntos de la ciudad de San Miguel de Tucumán.

Con el patrocinio del abogado de esa institución, Carlos Garmendia, Trimarco de Verón remitirá mañana sendas notas a la Dirección Municipal de Defensa Civil, a la Dirección de Producción y Saneamiento Ambiental (DIPSA), encargada de la habilitación de locales comerciales, y al Instituto Provincial de Lucha Contra el Alcoholismo (IPLA), exigiendo que realicen controles en esos locales, a los fines de constatar que allí se ejerce la prostitución.

En las misivas, solicitan a las autoridades que, de constatarse infracciones en esos lugares, cuyas direcciones y características exteriores fueron detalladas puntillosamente, no sólo se proceda a su clausura, sino que además denuncien el caso en la Justicia.

Los denunciantes resaltaron que "en los prostíbulos, casas de tolerancia o el nombre que quiera dárseles, es el lugar donde se producen las explotaciones de las mujeres víctimas de Trata de Personas" y otras mujeres que, sin ejercer la prostitución, "sufren en esos lugares al ver sus derechos profundamente violentados".

Tras destacar que se apela a esas reparticiones teniendo en cuente que cuentan con el poder de policía para poder actuar, Trimarco de Verón y Garmendia detallaron que "existen comercios o negocios que fueron habilitados para desarrollar distintas actividades pero que en realidad funcionan como prostíbulos".

En el caso puntual de la nota dirigida al director de Defensa Civil Municipal, Oscar Terraza, advirtieron que en esos lugares "no existen las condiciones de seguridad mínimas, esto es mata fuegos, luces de emergencia, etc". Además, detallaron que "en la mayoría de los casos, esos locales cuentan con un salón que aparenta ser un bar, pero luego existen habitaciones con camas donde se concretan los servicios sexuales que estos lugares ofrecen. En todos estos ámbitos no existen elementos de seguridad adecuados en caso de incendio", advirtieron.

En tanto, en la misiva remitida a la titular del IPLA, Karina Lescano de Francesco, denunciaron que "en todos estos lugares se fuma en los interiores, se venden bebidas alcohólicas luego de las 4 de la mañana, incluso a menores de edad y permanecen ostentosamente abiertos luego de las 4 de la mañana".

En la nota enviada al responsable de la DIPSA, Carlos Gómez, Trimarco de Verón y Garmendia aseguraron que "estos negocios necesariamente debieron tramitar en esa repartición su empadronamiento y la habilitación para funcionar. No tenemos ninguna duda que la solicitud que oportunamente formularon los explotadores de estos comercios, no incluyeron la actividad de prostíbulo, ya que está prohibido por la ley. Pero en todos estos lugares funcionan en la realidad prostíbulos como actividad principal", subrayaron.

Garmendia explicó a EL SIGLO que "se decidió avanzar con estas presentaciones luego de que cuatro jóvenes de entre 18 y 21 años de edad se acercaron a la Fundación para pedir ayuda y contar su terrible experiencia con la prostitución en estos locales denunciados, actividad que les costó dejar debido a las amenazas y presiones que caracteriza el accionar de quienes lucran con la trata de personas.

El letrado informó que "también se recibieron denuncias de dos madres de chicas que ejercen la prostitución, que acudieron para solicitar ayudada en la Fundación".

Comentá la nota