Surtidores con manguera cruzada

No nos van a poner de vuelta de rodillas. Nos vamos a mantener juntos, y la Mesa tomará las medidas de fuerza necesarias hasta que nos escuchen", decía ayer el empresario. Parecía Alfredo De Angeli en el momento más álgido de la pelea ruralista. Pero no, era un estacionero, anunciando cómo sigue la pelea por los márgenes de rentabilidad de los surtidores. Hoy habrá una reunión clave. Pero empresarios y gremialistas del sector ya adelantan que podría haber un nuevo paro de estaciones de servicio,: sería miércoles y jueves próximo.
Ayer, antes de las 8 de la mañana, Roberto Baratta, segundo del ministerio de Planificación, y el jefe de abogados de Julio De Vido, Rafael Llorens, recibieron el jefe de los gremialistas de estaciones de servicio, Carlos Acuña. Estaban presentes dos hombres de YPF, Juan Miranda e Ignacio Morán. Acuña resumió los reclamos de empresarios y gremialistas: mayor margen de rentabilidad del negocio (los trabajadores apuestan así a conseguir más sueldo), garantía de provisión de combustibles, renovación de los contratos de las estaciones de servicio.

De esa reunión concluyó una cita para hoy a las 17, en la que estará la Mesa de Encuentro, como llaman al consejo formado por gremialistas, estacioneros y algunas petroleras (Shell y Esso). Esa Mesa, que coordina Acuña, es la que llevó adelante el paro del pasado jueves, con alto nivel de acatamiento. "Tenemos que seguir todos juntos, esa es nuestra fortaleza", dicen los actores.

"El Gobierno se comprometió a presentarnos en la reunión una propuesta", dicen en la Mesa. Ellos reclaman un margen de ganancia del 15% sobre los combustibles. "Pero si la propuesta no nos parece suficiente, vamos al paro otra vez", dicen las mismas fuentes.

Según lo que vienen discutiendo en esa misma Mesa, el próximo paro sería de 48 horas, para duplicar el anterior. Además, incluiría una movilización, para hacer más visible aún el reclamo. No quieren que la medida de fuerza se acerque demasiado a la Navidad, para no enfrentarse a la sociedad. "Sería miércoles y jueves", adelantó un empresario de peso en el sector.

El Gobierno, en tanto, apura a YPF y otras petroleras para que preparen sus estaciones propias para mantenerlas abiertas durante el paro, y así disminuir su impacto.

Comentá la nota