"Que Surruoca se haga cargo de la derrota en Villa Mercedes antes de hablar del departamento Dupuy"

El senador Sergio Freixes se defendió de las acusaciones que solapadamente le hiciera el presidente de la bancada oficialista de Diputados, Joaquín Surruoca, que insinuó que el legislador sureño "disputaba poder con el gobernador" y lo desestabilizaba.
Sin nombrarlo, a raíz de una sugerencia de Alberto Trombeta, ex ministro y jefe de campaña de Alberto Rodríguez Saá, ahora en su rol de periodista, el diputado había dicho que "hay una línea conductora" en las acciones que se vienen llevando adelante en distintos ámbitos, donde el oficialismo ha venido perdiendo terreno a raíz de las internas.

Tras el informe que publicó el medio colega Crónica de San Luis y los audios que reproujo el sitio Edición Abierta, ambos de Villa Mercedes, Periodistas en la red quiso hablar con Joaquín Surruoca, pero del otro lado de la línea hubo silencio. Tampoco contestó al mensaje de voz que fue dejado en su celular.

Freixes, en cambio, no rehuyó al diálogo y cargó contra el jefe de la bancada oficialista en Diputados: "Que Surruoca se haga cargo de la derrota en Mercedes. Él, la intendenta (Blanca Pereyra), Mario Raúl Merlo...", ya que desde su visión fueron los jefes políticos de la campaña en la que perdieron estrepitosamente.

Al referirse a la presunta disputa de poder con los hermanos Rodríguez Saá, Freixes dijo que el tema donde hay profundas diferencias "es estríctamente departamental", de gobernador Dupuy y negó que el acuerdo realizado por los dos diputados electos de ese departamento a través del Acuerdo Cívico y Social hayan sido motorizados por él, sino que fueron los dos intendentes -ahora legisladores electos- que "le pidieron el sello al Socialismo, puntualmente al señor (Ernesto) Barrios; después el socialismo hizo un frente con el Acuerdo Cívico".

"Si quieren saber por quien voté, si, voté por la lista de los intendentes, porque los candidatos del PJ no me representaban. Ni (Julio) Vallejos ni esta chica (Alicia) Arrieta. Insisto, es un problema estrictamente departamental".

Aunque Freixes dijo que los cuestionamientos iban solo "a los ministros y funcionarios", no desaprovechó la oportunidad de calificar de "alcahuetes" a aquellos que lo cuestionaban, como en el caso de Surruoca.

Y aprovechó también para descalificar a los dos ex ministros que acompañaron en la misma época que él a Alberto Rodríguez Saá: "Taqueta" Martínez y Alberto Trombeta, ahora devenidos en periodistas. "Ellos casi incendiaron la provincia cuando eran ministros y casi derrocan a Rodríguez Saá. Le mentían permanentemente al gobernador". Incluso dijo sentirse atacado permanentemente por el ex jefe de la campaña presidencial de Alberto Rodríguez Saá: "Tendré que analizar con mis abogados si le realizo una querella por esta persecución política".

"No sé si le pagan para criticarme, pero es evidente que hay una intencionalidad", dijo Freixes quien insistió que esto era "una persecusión política" y agregó: "Se roban un chivo en Candelaria y la culpa es de Freixes".

"Surruoca tendría también que conducir su bloque, que bastante mal lo hace y votan cualquier cosa, poniendo en riesgo la paz social".

"Es de muy mal gusto que haya dicho eso. Será para que Rodríguez Saá los quiera más o menos y mantener el sueldo que tienen en este momento. De otra manera no lo puedo ver", subrayó el senador por Dupuy

Comentá la nota