Surgen inquietudes para salvar el galpón de cargas

Una manifestación artística con la participación de bandas musicales, murgas y malabaristas frente a la ex terminal de ómnibus, y una minuta de comunicación del bloque de la Coalición Cívica se sumaron en la últimas horas con la intención de que no sea demolido el galpón de la ex estación de trenes del ferrocarril Rosario Puerto Belgrano, actual zona de despacho de encomiendas de la terminal de ómnibus San Francisco de Asís.
En el primer caso se trató de un festival organizado por varios sectores vecinales de la ciudad, que citaron al vecindario en general para que expresen "con su sola presencia y sin ninguna identificación política o partidaria", su oposición a la mencionada demolición.

"Es de suma importancia que se logre la mayor asistencia de vecinos y así hacer reflexionar a los funcionarios acerca de que una parte de la sociedad bahiense no está de acuerdo con la destrucción del galpón", señaló, mediante un comunicado, la Comisión Vecinas Interbarrial (CVI).

La propuesta busca recuperar el inmueble, de unos 400 metros cuadrados, para ser destinado a algún uso comunitario y cultural.

El galpón será demolido para dar lugar a una parte de la playa de estacionamiento del nuevo sector de cargas, a habilitarse en los próximos 60 días.

Por otra parte, la concejala Elisa Quartucci, del bloque de la Coalición Cívica, elevó una minuta de comunicación por la que solicita al departamento Ejecutivo que los fondos previstos para demoler el galpón sean destinados a su acondicionamiento y puesta en valor.

"A nuestro juicio, la decisión de demolerlo obedece a la falta de una política municipal tendiente a preservar los edificios patrimoniales que simbolizan diferentes épocas de la historia de nuestra ciudad", indica la edil en su pedido.

También menciona que, en diciembre de 2008, se solicitó al Ejecutivo "arbitrar los medios a fin de preservar el conjunto ferroviario, teniendo en cuenta la tendencia actual en la materia de considerar estos sitios en su conjunto y no como una suma de elementos aislados".

Se menciona, además, la carencia local de espacios cubiertos para albergar distintas actividades culturales.

Sin cambios

A pesar de que fuentes allegados a la comuna aseguraron que la secretaría de Obras y Servicios Públicos estaría considerando no demoler el galpón, el titular de esa cartera, ingeniero Rubén Valerio, informó a este diario que "no se estaban ocupando de ese tema".

En medio de una ajetreada jornada por la visita del ministro de Infraestructura de la Nación, Julio De Vido, el funcionario apuntó que no había ninguna comisión especial analizando el tema y que la demolición era una decisión vigente.

Comentá la nota