Surgen algunas aristas que confirman móviles políticos y económicos en la intervención

La situación del gremio SOEME preocupa más a medida que se conocen los pormenores de las circunstancias que derivaron en la intervención del sindicato, ya que hay pasos previos que confirman la hipótesis de un móvil de orden político en la determinación que afectó a la delegación en San Juan y a otras cuatro más.
A medida que se investiga la intervención de la delegación del Sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad y la Educación (SOEME) de San Juan cobra más certeza la afirmación que a principios de semana dijeron algunos dirigentes sindicales de otras organizaciones de la provincia sobre "un trasfondo político y económico" en la drástica determinación.

El argumento que el secretario de Interior del gremio nacional, Andrés Rodríguez, dio en San Juan acerca de "una supuesta malversación de fondos" de parte de la Comisión Directiva loca, se cae cuando se conoció que el gremio con sede en Buenos Aires intervino no sólo a San Juan sino a cinco delegaciones simultáneamente en el país, de las ocho que tiene en la Argentina. Resulta extraño que al mismo tiempo se hayan detectado cinco malversaciones simultáneas en San Juan, Santiago del Estero, La Rioja, Mendoza y Tucumán.

Además, es fácil advertir que las intervenidas por el gremio que conduce Antonio Balcedo desde Buenos Aires dejará sin intervención alguna a las delegaciones en Córdoba, Buenos Aires y la Capital Federal, que justamente son las que no participaron del pedido de convocar a elecciones en las provincias, planteado por Santiago del Estero con el aval de todas las provincias que terminaron intervenidas.

La historia que internamente cuentan quienes participaron del penoso proceso que ahora pone en riesgo al sindicato que cuenta con más de 1.500 afiliados, comenzó en octubre del año pasado cuando las filiales hoy intervenidas plantearon en un plenario en Buenos Aires que el gremio debe cumplir con el artículo de la ley 23.551 de Asociaciones Profesionales y llamar a elecciones en las provincias donde tiene jurisdicción, ya que hasta ahora las autoridades provinciales fueron nombradas "a dedo" por el secretario general sin acto electoral alguno.

La propuesta presentada por Santiago del Estero fue avalada por San Juan, Mendoza, La Rioja y Tucumán en un plenario en Buenos Aires, lo que desató una guerra interna fogoneada además, con la posición antikirchnerista de la conducción nacional, en colisión con filiales como la de San Juan que tienen una posición cercana al gobierno nacional.

También económica

No se sabe si como producto de esa disputa política interna o de posicionamiento político, a fines del año pasado, la conducción nacional envió cartas documento a los ministerios de Hacienda de cada provincia donde SOEME tiene actuación, pidiendo que a partir del 1 de enero, los fondos que se le descuentan a los empleados estatales afiliados al gremio sean depositados en la cuenta del gremio nacional y no a los sindicatos locales.

Esta medida que apunta a la concentración de los recursos en las manos nacionales, cambiando el sistema vigente, fue aceptado por Córdoba, Buenos Aires y Capital, pero resistido por las cinco delegaciones que terminaron intervenidas, incluida San Juan.

Incluso se produjeron algunas renuncias en disconformidad con esa política impulsada por Balcedo, como la del secretario gremial de San Juan, Antonio Sánchez, quien no tenía injerencia alguna en la administración del gremio y la obra social en la provincia.

A partir de ahora, desde Buenos Aires, Balcedo tiene la potestad que le otorga el estatuto interno de mantener las intervenciones o de nombrar a nuevas comisiones directivas en cada jurisdicción, según su criterio y sin convocar a elecciones, que es lo que le reclaman desde el interior.

Una figura llamativa

A partir de la publicación de Diario El Zonda sobre la difícil situación del gremio y sus empleados que viven en la más dramática de las incertidumbres, varios fueron los aportes recibidos en la redacción, entre los que aparecen algunos llegados desde Buenos Aires que dan cuenta de la incorporación, hace unos seis meses, del hijo de Antonio Balcedo en el sindicato nacional, más precisamente en la obra social OSTEP.

Se trataría del ingeniero Marcelo Balcedo, quien según los lectores del diario, habría sido procesado tres veces por la Justicia bonaerense por casos de extorsión periodística a través de la firma Emisiones Platenses propietaria del diario Hoy y de FM La Plata, denunciadas por la Financiera CREDIL, el senador Juan José Amondarain, los actuales diputados Alberto Delgado, Raúl Pérez y Nicolás Dalesio y por el ex gobernador Felipe Solá.

Emisiones Platenses pertenece a la familia Balcedo y su cabeza es la hermana de Marcelo, Myriam, quien conduce el diario Hoy.

En SOEME creen ver que en el proceso de centralización de los recursos y la política agresiva contra las filiales díscolas podría ser producto de la impronta del hijo del secretario general.

La investigación periodística de Diario El Zonda continuará porque quedan detalles que darán más tela para cortar. GT.AP.

Comentá la nota