"La supuesta agredida no tenía ninguna herida visible"

La diputada nacional de la Coalición Cívica, Elsa Quiroz, denunció días atrás que en Mariano Acosta, partido de Merlo, una candidata del ARI fue agredida y amenazada por dos hombres en plena calle.
Mónica Barría, candidata a primera consejera escolar del municipio habría sido interceptada por dos hombres. "Uno la tomó del cuello y el otro la golpeó, al tiempo que le dijo que se bajara porque la iban a matar", contaron desde el sector que lidera la legisladora nacional.

Por otra parte, y en el mismo sentido, el candidato a diputado nacional por Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, denunció llamadas intimidatorias con el fin de que postergue una recorrida por ese mismo distrito. Con algo de misterio e ironía, Sabbatella no dudó en responsabilizar al intendente Raúl Otacehé.

"Algunos intendentes creen que hay que pedirles permiso para hacer campaña en determinados lugares. Es cierto que hay gente que se cree Napoleón, pero están en un neuropsiquiátrico, no a cargo de una intendencia", decía el jefe comunalde Morón tras la recorrida, que pese a las amenazas llevó adelante.

Hasta el momento nada se había dicho al respecto desde el entorno del siempre silencioso Otacehé. Sin embargo, un comunicado con remitente de la municipalidad de Merlo intenta dejar bien parado al mandatario local y titular del peronismo. Bajo el título "Rechazo y repudio a falsas denuncia de agresión", la nota dice, con respecto al primero de los casos citados, que "se trata de otro hecho absolutamente falso, y que no tiene ningún sustento en la realidad".

Hasta aquí todo marcha dentro de los límites normales de un rechazo a una denuncia de agresión. Lo interesante y a la vez llamativo radica en la frase que completa el párrafo: "Además, la supuesta agredida, no tenía ninguna herida visible".

En otro tramo del comunicado se hacer referencia al caso del candidato de Nuevo Encuentro: "Martín Sabbatella recorrió Merlo en dos oportunidades, acompañado de guardaespaldas, piqueteros de 'Libres del sur´ y cámaras televisivas, que iban registrando todo el desarrollo. Finalizada las recorridas, denunció unas supuestas agresiones de parte del Justicialismo de Merlo, sin exhibir una sola imágen que demuestre sus dichos, y sin formular denuncia policial alguna, lo que muestra a las claras la falsedad de todo lo que expresó".

Comentá la nota