"No supimos combatir la pandemia de la Gripe A con un único criterio"

Admitió que los muertos pueden ser más que los anunciados en partes oficiales. Y dijo que el 40% de los fallecidos eran personas aparentemente sanas. "Estoy decidido a dar toda la información".
Se sigue levantando a las 5.50 de la mañana como siempre lo hacía en su provincia natal, Tucumán, pero desde hace 11 días Juan Manzur vive en Buenos Aires recibiendo a las autoridades sanitarias provinciales, a la cúpula de la CGT, y a los decanos de medicina de las universidades. El nuevo Ministro de Salud está preocupado por "amalgamar" las decisiones. "Los argentinos no supimos combatir la pandemia de la Gripe A con un único criterio", dijo ayer Manzur al ser entrevistado por Clarín.

¿La falta de criterios unificados permitió que la pandemia avanzara y que haya tantos muertos?

No podría contestar eso hoy, pero como médico sanitarista sé que la salud pública de un país es un área demasiado importante, en la que no se pueden tomar decisiones unilaterales. Hay que buscar los consensos porque hay vidas en juego.

¿Quiere decir que su antecesora en el cargo, Graciela Ocaña, no buscó los consensos?

No voy a hablar de mi antecesora. Fue muy respetuosa conmigo. Creo que en este momento tenemos que mirar para adelante e impulsar una lucha integral en todo el país. Por eso, el lunes pasado convocamos a los ministros de salud de las provincias, que forman el Consejo Federal de Salud, y después de mucho debate consensuamos criterios unificados para diagnosticar la nueva gripe y su tratamiento y para promover la prevención.

¿Cuántos infectados y muertes hay realmente por la nueva gripe en la Argentina?

Desde que asumí, estoy decidido a dar toda la información. Nadie aquí esconde nada. En base a los datos epidemiológicos sobre la circulación de virus respiratorios, se puede afirmar -como informé días atrás- que ya se desarrollaron 110.000 casos de infectados desde el 7 de mayo pasado. La directora de la Organización Panamericana de la Salud, Mirta Roses, nos mandó una carta para felicitarnos porque compartimos la información sobre casos sospechosos de gripe. Esta funcionaria consideró que fue "una de las mejores estrategias para generar confianza en la población".

Pero la misma directora Roses también había criticado al Gobierno por haber realizado elecciones legislativas en el medio de una creciente pandemia.

Es una visión. No podemos aún decir que las elecciones contribuyeron a aumentar los casos de gripe. En realidad, no podemos olvidarnos de que estamos ante una situación inédita: es un virus que recién se detectó en abril pasado en América del Norte.

¿Y cuántas muertes se han producido aquí por la nueva gripe?

Al día de hoy (por ayer), hay confirmadas 94 muertes en todo el país. Aunque es probable que sean más porque aún hay otros casos en estudio.

¿Por qué son tantas las muertes? El país ya ocupa el tercer lugar en el mundo, después de los Estados Unidos y México.

El número de muertos puede llamar la atención. Yo lamento realmente cada muerte. Pero hay también que poner la información en su contexto. Por ejemplo, en julio de 2006, fallecieron 339 personas por el virus estacional de la gripe, y este dato pasó desapercibido. Es decir, la gripe mata cada invierno a mucha gente.

¿Qué quiere decir?

Que hay que ser prudentes. La diferencia con este nuevo virus es que tiene una alta transmisibilidad y afecta más a las personas entre 20 y 45 años. El 40 por ciento de los muertos eran sanos. En cambio, el virus de la gripe estacional afecta más a los mayores de 65.

Políticos y médicos reclamaron la declaración de la emergencia sanitaria en todo el país. ¿Por qué no se decidió esta medida?

Porque la emergencia sanitaria ya está declarada. No hace falta. El 12 de marzo de 2002, cuando Ginés González García era el Ministro de Salud, se aprobó un decreto con la emergencia sanitaria. Este decreto aún está vigente.

¿Entonces qué falta para frenar esta pandemia?

No debemos tomar medidas espasmódicas sino seguir un enfoque integral. Días atrás, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner destinó una partida extrapresupuestaria de mil millones de pesos para combatir la pandemia. Esa suma ya se está girando a las provincias para que compren insumos y equipamiento, y contraten más personal de la salud. Además, el número de nuevas infecciones empezó a bajar. Igual, no hay que bajar los brazos porque desconocemos el comportamiento futuro del virus.

¿Hay suficientes antivirales?

Sí, ningún argentino con gripe se quedará sin ser tratado. Los medicamentos son gratuitos, y los entregamos en los hospitales para garantizar que lleguen a los pacientes que realmente los necesitan. No hay que automedicarse.

El presidente de EE.UU. dijo que en octubre estará disponible una vacuna. ¿Y la Argentina?

Cuando esté disponible la vacuna, se analizará la situación. Con el Ministerio de Ciencia, investigaremos las características de la cepa que circula localmente.

Comentá la nota