Supermercados Toledo desembarcó en Pinamar

Con una construcción que no supera los 500 m2, el gigante marplatense abrió sus puertas ayer. En la inauguración estuvieron los dueños de la firma, el ex intendente Blas Altieri y algunos concejales de ambas bancadas.
Pinamar (por Sergio Michnowicz).- La firma Toledo llegó a la ciudad para quedarse. Fue la frase más escuchada ayer al mediodía por parte de su presidente y gerentes. Ubicado en Rivadavia entre Júpiter y Eneas, al lado de la constructora ITAR, Supermercados Toledo se sumó a la competencia de otros hiper que funcionan en Pinamar, pero a diferencia de éstos, pretende centrar la estrategia en los buenos precios y calidad, no tanto en la variedad de productos y rubros.

Juan Antonio Toledo, dueño de la firma, explicó a EL MENSAJERO que “hacía tiempo que queríamos venir a Pinamar, pero los tiempos a veces no son los que uno quiere sino los que uno puede. Pero llegó el día y estamos muy felices de venir aquí a demostrar lo que es Supermercados Toledo que lleva más de 40 años en el mercado. Con éxitos y a veces algunos problemas, pero felizmente superados.”

“Además es la primera boca que venimos a abrir después de 7 años y esperamos que de acá en adelante se sigan abriendo otras todos los años y en otras ciudades. Pero esta es la primera y venimos con mucha ilusión para poder brindarle al ciudadano de Pinamar todo lo mejor que tiene Toledo.”

- ¿Es el primer supermercado fuera el ámbito de Mar del Plata?

- No. Estamos en Balcarce, Miramar, Tandil, Necochea, Azul, Olavarría, y ahora Pinamar. Sabemos que esta ciudad, por su gente, tiene un caudal muy importante. Y creo que hace falta un Toledo en todas las ciudades, sean chicas o grandes.

“Porque Toledo significa pueblo en Mar del Plata, significa ciudad, donde llevamos 42 años de supermercado pero 60 como comerciantes. Es el pueblo, lo que la gente busca por más que hayan multinacionales u otro tipo de cadenas. Pero Toledo es algo que nació dentro del pueblo, en los barrios, estamos en toda la ciudad…”

Recordó que el negocio “comenzó con carnicerías, nos transformamos en supermercadistas y hoy Mar del Plata es Toledo, y Toledo es Mar del Plata…”

“Hoy, estructuras de este tipo, requiere de inversiones bastante fuertes” sostuvo Sebastián, su hijo y mano derecha de la empresa familiar. “como decía mi papá, es una plaza interesante Pinamar, que hacía mucho tiempo que queríamos llegar. Hoy se han dado las condiciones y creo que tenemos algún tipo de experiencias en estas ciudades costeras que son bastante particulares por el tipo de afluencia y venta que tienen, en su mayoría, durante los meses de diciembre, enero y febrero, y después por el resto del año es más tranquilo.”

- Desafío además porque abrir un nuevo emprendimiento en los tiempos económicos que corren, no debe ser fácil…

- No tenemos dudas que está bien hecho. Por ahí para algunos empresarios puede sonar medio utópico andar generando inversiones o puestos de trabajo. No es la filosofía de la compañía, porque la nuestra es una empresa de familia que entendemos el trabajo de otra manera.

La nueva sucursal tiene características especiales. “Contamos con un salón de 500 m2 que tendrá todo un surtido de un supermercado tradicional” comentó Alejandro Benettini, directivo de Toledo Pinamar. “Y con la calidad de servicio que nos caracteriza. Aparte tenemos cuatro fábricas en los cuales producimos regionales: todo lo que es avícola, porcinos, fiambres y panificados. Y le damos una diferenciación al resto de las cadenas con los productos propios.”

- ¿Dónde radical el éxito de Toledo en Pinamar?

- Queremos diferenciarnos en la calidad de los productos frescos, en el servicio al cliente que queremos darle, en nuestras ofertas y en el surtido de la mercadería. Además tenemos ocupadas a 50 personas en forma directa. ¿La competencia? Estamos acostumbrados a competir en las demás ciudades donde estamos, pero es parte del juego y el comercio del día a día.

Quien vio en detalle todo el interior del salón fue el ex Intendente Blas Altieri. El terreno donde se levanta el supermercado es propiedad de la firma ITAR, la empresa familiar de ex funcionario.

“Siempre dudamos cuando don Antonio Toledo vino a visitarnos para alquilarnos un sector de la empresa para poner su supermercado. Primero nos sorprendimos porque uno tiene un negocio funcionando de tantos años y después de algunas negociaciones se logró llegar a este sector que a nosotros no nos perjudicaba desde el punto de vista de nuestra empresa, pero esta es la realidad que nos obliga ahora a mejorar lo nuestro.”

“Porque a partir de esto nace un proyecto de futuro de nuestra empresa, de llevar adelante toda una reforma que haremos en el sector de salón y galpones, a medida que las posibilidades económicas lo permitan, para llegar a un desarrollo comercial y quitar lo pesado como son los corralones, los camiones.”

Altieri aclaró que “este espacio es lo que permite la Municipalidad, 500 m2 más otros 250 m2 de depósito, aparte del estacionamiento. De manera que en este rubro no se va a ampliar. Sí pensamos reciclar nuestra empresa y agregar otros rubros como electrodomésticos, automotor, ferretería, cosas afines a Organización ITAR.”

- ¿Es una estrategia económica? Porque tiempo atrás hubo una lucha en Pinamar contraria a los hipermercados y ahora que la ciudad creció, ¿la apuesta pasa por allí?

- Sí. Fíjese que Coto es un hipermercado pero no es nuestro caso, porque es el más chico de los negocios importantes de supermercados. Pero me parece que hay cabida para todos, la población ha crecido mucho, la competencia es importante en todos los rubros, como pasa en el rubro de la construcción. Este crecimiento hace a la buena calidad del servicio, más competencia y fundamentalmente el cliente es el que se tiene que beneficiar con todo esto.

Comentá la nota