"Supermercados chupan dinero del sector público y lo sacan fuera de Santa Cruz"

Daniel Peralta criticó ayer a los dueños de supermercados radicados en esta provincia que hacen perder el poder adquisitivo de los trabajadores. Los calificó de "aspiradoras" del bolsillo del empleado público, porque cada vez que hay aumento salarial "remarcan precios". Les pidió responsabilidad y solidaridad. Además, propuso "orientar las compras".
"Estamos conscientes de que el costo de vida en la Provincia tuvo un incremento más allá del deseado, pero la realidad es que yo no me la quiero agarrar con nadie en lo particular, pero los supermercados que son verdaderas aspiradoras para nuestra gente y para nuestra provincia, que lo que hacen es chupar el dinero del sector público de Santa Cruz y sacarlo de la provincia, tendrían que tener una mirada distinta y más solidaridad en este momento más allá de ganar plata, porque plata están ganando y demasiada", dijo textualmente el gobernador Daniel Peralta en un duro discurso emitido ayer en un acto de lanzamiento de créditos para los agentes de la Administración Pública.

En otro tramo, Peralta reconoció que "cuando algunos actores políticos hablan de la posibilidad de algún aumento, ya de antemano (los supermercadistas) remarcan precios y suben los costos de la canasta familiar". Por eso hizo "un llamado a la responsabilidad, porque no sería bueno ver dentro de poco piquetes de trabajadores en los supermercados pidiéndoles a estos señores que se acomoden y bajen los precios".

"Nosotros – prosiguió- tenemos un esquema de concertación que tiene en cuenta a todos los sectores, pero tampoco vamos a dejar que alegremente agarren la maquinita de remarcar y cuando todos vemos que el costo de la vida va en aumento, lo estamos viendo en las góndolas de los supermercados".

SUELDO DE PETROLERO

"El trabajador se despierta con que se toma (como referencia para los supermercadistas) el sueldo que antiguamente tenía un petrolero, y que hoy tampoco lo tiene, porque al estar en la casa tampoco se le paga lo que se le pagaba", contó el gobernador. Luego siguió criticando a los grandes comerciantes: "acá a esta gente no le importa nada, no ve nada hacia fuera y lo que tiene es una política de descompromiso con la realidad actual de la provincia y del país y si hay crisis, hay crisis para todos".

Por esto mismo dijo que "no hay que matar a la gallina de los huevos de oro", refiriéndose al sector público de Santa Cruz. Advirtió que "si no se entiende este mensaje", podría tomar "posiciones mucho más severas", en relación a un "mayor control de lo que significan violaciones a la normativa legal vigente, a que los acuerdos que se firman se correspondan con la realidad y se cumplan y que lo que dice que está, esté".

Peralta, que no ocultó su disgusto con los grandes comerciantes de comestibles que residen en Santa Cruz, expuso que esta provincia "no es una productora de bienes y servicios. No podemos indexar los salarios y atarlos al permanente crecimiento del costo de la vida; la provincia tiene que atender la Salud, la Justicia, la Educación, la seguridad; no somos una operadora petrolera que generamos ganancia y podemos gastar esa ganancia en salarios de los trabajadores".

ORIENTAR LAS COMPRAS

Asimismo, Peralta exhortó a "empezar a orientar las compras. Vamos a discutir con el mercado, ya que no nos dan la posibilidad de discutir la formación de precios, vamos a discutir en la orientación de las compras".

"Lo mismo –indicó- vamos a hacer con el IDUV, lo mismo vamos a hacer con todos los organismos del Estado Provincial y ahí necesitamos la ayuda de los trabajadores, porque compañero que no pueda pagar la cuota de la casa porque se fue m uy alta, negociaremos con el IDUV para que bajemos la cuota, acomodémoslo. Es momento de ser solidario. Cuando tengamos posibilidad de dar aumento, vamos a dar aumento; hoy no tenemos esa posibilidad pero mientras tanto seamos solidarios y transmitamos ese mensaje claramente", concluyó.

Comentá la nota