Supermercado Toledo vende bueno, barato y vencido...

La Dirección de Control Urbano realizó ayer un decomiso de más de 900 Kg. de mercaderías en el supermercado ubicado en la intersección de Cáneva y Belgrano, en donde un inspector franco de servicio constató -el 25 de mayo pasado en horas de la tarde-noche- problemas en las heladeras por falta de frío.
A partir de esto, se determinó que la temperatura de las góndolas exhibidoras de productos refrigerados estaba fuera de los parámetros normales, por tal motivo se procedió a retirar los productos de las mismas se identificar los que perdieron la cadena de frío.

Así, se constató que el aumento de la temperatura se debió a la rotura de un caño y pérdida de líquido refrigerante por lo que se realizó un relevamiento de temperaturas de cámaras y productos y se retiraron las mercaderías que no se encontraban en condiciones para el consumo.

Como consecuencia del control, se decomisaron 420 Kg. de carne y derivados, 140 Kg. de pollos y 350 Kg. de lácteos.

Comentá la nota