El supermercadismo no avala un relevamiento

Para la Cámara que nuclea a las firmas locales el informe que fijó en 2,94% la inflación de noviembre "no refleja la realidad".
A la Cámara de Supermercadistas de la ciudad, el relevamiento de la consultora Develar publicado por LA OPINION en su edición de ayer, le cayó como un balde de agua fría. Fundamentalmente porque, aseguran, los números que contiene no guardan relación con la realidad que se puede apreciar en las góndolas y estantes de los comercios rafaelinos.

En diálogo con este medio, Dante López, titular de supermercados Pingüino y presidente de la Cámara, acompañado por Sergio Rossi, de la Red Giro, se mostró molesto con el mencionado relevamiento, que determinó que la inflación del mes de noviembre fue del 2,94%.

"Lo primero que hay que tener en cuenta, es que un relevamiento de precios de 270 productos no refleja la realidad de los casi 10.000 productos que hay en una canasta", comenzó su crítico análisis el empresario, para luego agregar que "muchas veces, como puede haber ocurrido con esta encuesta, se mide estacionalidad, y no se mide el comportamiento del consumidor. Y el consumidor tiene sustitutos".

A modo de ejemplo, López señaló el caso del tomate, con el que, afirma, "todos los años pasa lo mismo". "Entre septiembre y noviembre, siempre hay un mes en el que no hay tomate en la Argentina, porque deja de venir tomate del norte y todavía no ingresa el que proviene de Santa Fe. Este año volvió a pasar y el precio subió. Pero ante eso, la gente empieza a comprar zapallito, remolacha, cebolla, que están en temporada y tienen precios más bajos. De eso hablamos cuando nos referimos a medir el comportamiento del consumidor, porque este busca alternativas cuando sube el precio de un producto puntual. No se pueden tomar 270 productos al azar, porque eso no refleja las alternativas de sustitución que tiene el consumidor", razonó.

Tras reiterar que el 2,94% "no es un número que refleje la realidad de Rafaela", el supermercadista precisó que en la ciudad en el mes de noviembre "la inflación estuvo por debajo del 1 por ciento. Y siempre hablando de promedios ponderados, es decir teniendo en cuenta cómo participa cada uno de los productos en la canasta. No es lo mismo si aumenta un aperitivo, como el Gancia, que la leche. Porque las prioridades de compra del consumidor son diferentes". Y volvió a cargar contra la consultora que hizo el trabajo. "Esto no es serio. Podrán saber de tomar precios, pero no saben de esto", disparó.

Por otra parte, López aclaró que los supermercadistas "no somos formadores de precios. A nosotros nos llega la notificación de la Secretaría de Comercio Interior, estableciendo que se autoriza a tal empresa a aumentar el precio de tal producto con tal porcentaje. Y nosotros trasladamos esa orden. No los podemos aumentar porque sí. Y además nosotros no queremos que aumenten los precios, porque eso implica una menor venta", remarcó.

RAFAELA NO ES CARA

Otra cuestión que la Cámara quiso aclarar, aunque ya no en relación con el relevamiento de Develar, es ese concepto que se está instalando acerca de que Rafaela es una ciudad cara. Para López en términos generales esto no es así. Y lo argumenta con un ejemplo de su propio sector.

"Nosotros tenemos relevamientos propios, realizados en supermercados de Santa Fe y San Francisco, que muestra a las claras que en Rafaela, en materia de supermercadismo, estamos muy competitivos, incluso significativamente por debajo en algunos casos. Y es que nosotros tenemos que ser necesariamente competitivos, incluso contra las cadenas nacionales, porque de lo contrario ya se hubieran instalado en la ciudad", consideró, para enseguida reconocer que "hubo muchas cadenas que hicieron movidas para venir a Rafaela, y no lo hicieron porque vieron lo competitivo que era el mercado rafaelino. Entonces lo que trataron de hacer fue comprar los supermercados existentes. De hecho, a nosotros vinieron a comprarnos varias veces".

"Si realmente Rafaela fuera cara -prosiguió- no se compraría acá. Los fines de semana, mucha gente va a pasear a Santa Fe, y son muy pocos los que van de compras a Wall Mart o a Coto. Yo sé de gente que solía ir y dejó de hacerlo porque comparó y se dio cuenta de que no le convenía. No hay tours de compras a Santa Fe, o a San Francisco. Por algo será", concluyó.

Comentá la nota