SUPERCLASICO: No son primerizos

Palermo y Gallardo ya saben lo que es gritar en los clásicos. Martín metió su octavo gol oficial (además tiene seis en amistosos) y Marcelo su tercero. El Titán y el Muñeco son capitanes salvadores: hace seis meses le tocó al de River y hoy al de Boca. Un dato más, cada vez que la metieron, su equipo no perdió.
Antes de que Laverni dé el pitazo inicial, se habló de los veteranos de cada equipo. Durante toda la semana se analizó a los viejos, a los experimentados, en ambos lados. El clásico de hoy ratificó lo dicho. Gallardo (33 años) por un lado y Palermo (35) por el otro fueron los protagonistas de la tarde, el Muñeco puso el 1-0 de tiro libre (un calco del que metió en la Bombonera en el Clausura 09) y el Titán empató de zurda. Pero no es la primera vez que la meten en el derby argentino: el 9 de Boca ahora tiene ocho (más seis en torneos de verano) y el 11 de River tres. Confirmaron una frase trillada, viejos son los trapos...

Hoy abrió el partido Gallardo, con un exquisito gol de tiro libre, justo después de que Ortega malogró su penal. Fue en el momento justo. Pero no es algo nuevo para Marcelo. El Muñeco vs. Boca tiene historia. Es el tercer gol que le hace y cada vez que la metió River no perdió. El primero fue en el Apertura 94, cerrando un 3-0 en la Bombonera (Francescoli y Ortega hicieron los otros dos). El segundo y el tercer son un calco. Ambos este año, de tiro libre, al ángulo y al Pato Abbondanzieri. Ah, y los dos partidos terminaron 1-1. En el Clausura 09 le tocó ser el héroe, empatando un clásico que parecía que se llevaba Boca. Hoy la tarea fue otra, abrir el partido y levantar anímicamente a River. El Muñeco no te deja a pata.

Por el lado de Palermo, se puede decir que es un experto en amargar a los Millonarios. Lleva ocho tantos en torneos oficiales y seis en amistosos de verano. El primer grito fue en el Apertura 97, 2-1 en el Monumental, con previa falta de Bermúdez a Burgos, y con el pelo bien rubio del 9 de Boca. Repitió en el Clausura 98, donde Boca ganó 3-2 en la Bombonera. En el Clausura 99 otra vez metió el 2-1 final. Después llegó el gol bautizado "con muletas" en la Copa Libertadores: 3-0 en la Boca. En el Apertura 2000 y Clausura 2006, al igual que hoy, empató el clásico. El primero en el Monumental, de cabeza, y el segundo en la Bombonera, de penal. Este año (Clausura 09) metió un zurdazo de afuera del área y Gallardo después lo empató. Hoy la historia fue al revés, el Titán empató, después de una habilitación de taco de Riquelme. En amistosos de verano tiene seis, tres en un mismo partido (en 1999).

Hay muchas cosas en común entre estos dos referentes: cada vez que la metieron su equipo no perdió, empataron partidos chivos, hoy fueron los capitanes, y saben bien lo que es amargar a su clásico. Inoxidables.

Comentá la nota